Ahorra sin esfuerzo y compra la casa de tu vida

Compra sin sacrificios ahorrando con iBanesto

quieres una casa, todo el mundo quiere una. Es normal, en los tiempos que corren lo mejor y más prudente es invertir nuestros ahorros en una vivienda que merezca la pena, que se convierta en nuestro hogar y que no se esfume como lo hace el dinero. Todos queremos poseer algo verdaderamente nuestro y en ello invertimos nuestros ahorros. Antes de dar ese paso tan importante, es evidente que unos y otros necesitan un tiempo prudencial que les permita acumular un dinero. Siempre hemos creído en el mito sufriente del ahorrador, que sacrifica la mitad de su existencia para ofrecer a los suyos una vivienda que merezca la pena. La capacidad de sacrificio es una cualidad muy loable, pero no es la única. Los esfuerzos de todos nosotros deberían echar sus frutos… y para muchos, no es así. El único medio que los mortales tenemos para guardar y ver crecer nuestro dinero son los bancos, y muchos de ellos, nos engañemos, no son del todo honrados. En estos tiempos de incertidumbre financiera, con subidas y bajadas constantes en la bolsa, con una grave deuda externa, con unas divisas con un euro cada día más débil respecto al dólar… Por si no fuera poco, todo esto de adereza con unas rentabilidades paupérrimas. Los tipos de interés se sitúan al borde del abismo, apenas en un 1.30% a un año.

¿Piensas que es el momento adecuado para poder ahorrar sin esfuerzo? Seguramente no. Bueno, pues en Mercadodelavivienda

Una apuesta segura

creemos que ahora mejor que nunca… solo que no con cualquiera. Debes buscar y encontrar la mejor cuenta remunerada del mercado, una cuenta que esté en un banco que te aporte seguridad, un servicio para todo tipo de clientes y una alta rentabilidad. Si alguna vez pensaste que ahorrar sin riesgo no era posible, te demostramos que estabas muy equivocado. ¿Quieres aprender a sacar la máxima rentabilidad a tu dinero? Pues es fácil: todo se resume en cambiar el chip. Desde aquí te proponemos que calibres seriamente la posibilidad de cambiar de entidad si la tuya no te ofrece aquello que mereces. La inmovilidad no es buena consejera en estos casos: renovarse o morir, eso es lo que te están diciendo tus ahorros. ¿Y por qué cambiar? Pues porque puedes conseguir la mejor remuneración del mercado con la Cuenta Azul de iBanesto. Tanto si ya eres cliente de iBanesto como si vienes de fuera, es importante que leas atentamente lo que te vamos a decir. De ello dependen tus ahorros y el futuro de tu vivienda.

Con la Cuenta Azul de iBanesto te haces con el 3.60% de remuneración hasta enero de 2011. Comprueba con otros bancos y, sobre todo, con el tuyo propio… no vas a encontrar una oferta mejor. Y es que ya no basta ofrecer el mejor interés, sino que se debe asegurar que éste se pague durante más tiempo. La contratación se hace de manera fácil y cómoda: iBanesto te manda la documentación a cumplimentar por correo electrónico y te facilita el envío mediante un servicio de mensajería. Para obtener lo que deseamos hemos de tomar decisiones… y, como tú mismo puedes comprobar, esta es de las más sencillas. Cambiar en estos casos no tiene por qué ser un drama, sino que se trata de un derecho fundamental de cualquier consumidor. Aquel banco que te ofrece lo mejor, es el que gana.

La Cuenta Azul, idónea para los ahorradores

Hay bancos que se aprovechan del clima de inseguridad que reina en la actualidad, y por eso pretenden asegurar clientes desinformándolos al tiempo que les ofrecen una rentabilidad mínima. La Cuenta Azul es una opción responsabe para con nuestro dinero, potenciando nuestros ahorros y ganando en seguridad. De hecho, en la actualidad, se producen casos muy tristes de clientes que siempre pensaron que su banco les ofrecía una rentabilidad honesta y coherente con sus ahorros (y con el esfuerzo que conlleva ganar ese dinero). Pues bien, a día de hoy, aún hay quien recibe unas rentabilidades míseras, que rondan 1.25%, el 1.50% (o incluso menos). Con iBanesto ganas 360 euros brutos en un año… con otras entidades, tienes suerte si llegas a los 150 o 125. La diferencia, como ves, es más que notable… es increíble.

Para poder ganar casi tres veces más que con tu banco actual lo que debes hacer es solicitar una orden de Trasferencia de Efectivo, con el objetivo de traspasar la suma de dinero que consideres desde otra entidad hasta iBanesto. Todo ello sin gastos, siendo coherentes con la voluntad de hacer que ahorres el máximo. Pero en iBanesto no solo cuidan al cliente nuevo, sino que siguen beneficiando a aquellos que ya llevan años con ellos. De esta manera, y como no podía ser menos, la oferta va dirigida a ambos. Aquellos que aumenten su posición en iBanesto, pueden acceder al Depórsito Azul al 3.60%. Este depósito funciona como una cuenta remunerada, con una disponibilidad total y ausente de penalizaciones ni vinculaciones.

Una rentabilidad competente

A fin de cuentas, todos tenemos derecho a desear mejorar en esta vida. Y nuestro bienestar pasa por un banco que nos permita ahorrar para poder comprar aquello que más necesitamos: una vivienda. Sin embargo, la vida da muchas vueltas y hay cosas que son más importantes que las propiedades. Por ello, el Depósito Azul te permite acceder a tus ahorros cuando los necesites. Porque de poco vale ahorrar si no puedes echar mano de tu dinero. La calidad humana de un banco pasa por ofrecer una rentabilidad coherente con el contexto actual, así como por tener muy claro que el dinero es siempre del cliente. Reivindica lo que es tuyo y empieza a ahorrar con la Cuenta Azul de iBanesto.

Chalet por TM Grupo en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...