Alfombras, tapetes y textiles para el hogar

La colocación de alfombras, tapetes y distintos tipos de pisos es útil tanto en el recibidor como en las habitaciones principales, el gran salón o el baño. Eso es posible porque existen textiles de tipo, material y tamaño, acorde a los gustos del cliente y la necesidad de cada uno de ellos. Utilizar tapetes, alfombras o cualquier otro tipo de textil le cambia la cara a los pisos desnudos y le permite un lavado de cara muy interesante.

En la decoración de interiores todos los detalles son importantes: el color de las paredes, los muebles, las cortinas, el tipo de pisos y, el tema del que hablaremos en este post, las alfombras, tapetes y textiles para el suelo.

Alfombras, tapetes y textiles para el hogar

Personalmente me encuentro en la situación de tener que elegir qué colocar en mi pequeño salón, decisión que, teniendo en cuento la cantidad de opciones que hay en el mercado, no resulta para nada fácil. Sin embargo, afortunadamente tenemos algunos tips que podemos tener en cuenta para ayudarnos en la elección.

La colocación de alfombras, tapetes y distintos tipos de pisos es útil tanto en el recibidor como en las habitaciones principales, el gran salón o el baño. Eso es posible porque existen textiles de tipo, material y tamaño, acorde a los gustos del cliente y la necesidad de cada uno de ellos. Utilizar tapetes, alfombras o cualquier otro tipo de textil le cambia la cara a los pisos desnudos y le permite un lavado de cara muy interesante.

En el caso particular de los pasillos o el recibidor, por lo general es recomendable utilizar un material resistente, que a su vez nos pueda servir como limpiador y que nos permita, sacudiéndolo de vez en cuando, limpiarlo fácilmente.

Otra alternativa es colocar un tapiz por toda la casa. Esta es una buena opción para los departamentos, si lo que buscamos es darle ese toque de distinción y lujo que tanto buscamos en nuestro hogar. Sin embargo, también debemos tener en cuenta el lado negativo de esta opción, teniendo en cuenta que su limpieza debe ser constante y a la larga esto resulta muy contraproducente.

Por su parte, en las habitaciones principales lo más común es utilizarlos como complemento de los muros, combinándolos con un diseño muy parecido a estos.

En cambio, en el caso de los salones, la utilización de tapetes, alfombras, etc. es mucho más extendida. Además, siempre es posible colocar una pieza principal que abarque todo el espacio, o bien una pequeña al centro que sirva de sostén para alguna mesa.

Para finalizar, destacar que las posibilidades con los tapetes son muchas y variadas, lo importante en esta materia es utilizar la imaginación, combinarlos con el resto del mobiliario y, sobre todo, buscar aquel cuyo material se adecue a la zona de la casa donde deseamos colocarlos.

Vía│decoracion
Foto: │Carlos 90

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...