Alfombras y tapetes en el hogar

Las alfombras, tapetes y textiles pueden ser utilizados en muchos espacios de nuestra casa, desde los pasillos y recibidores hasta las habitaciones principales, pasando, incluso, por el baño. Sin embargo, según su ubicación el textil tendrá que tener determinadas características. En este post revisaremos estos aspectos.

Podemos colocar alfombras, tapetes y textiles de piso en casi la mayoría de los ambientes de la casa. Desde el recibidor hasta los dormitorios, incluso pasando por el baño, este tipo de elementos son muy comunes en la decoración de una casa.

Alfombras y tapetes en el hogar

Esto es posible gracias a que en el mercado existen de diferentes tipos, materiales y tamaños, según nuestros gustos, pero también la utilidad que le vayamos a dar al mismo. Pero ahora, bien ¿qué tipo de tapete, alfombra o textil debemos colocar en cada espacio? Veamos…

En el caso de los pasillos o en el recibidor, por lo general suelen utilizarse materiales resistentes, que sirvan a su vez como limpiador, con el objetivo de que cada vez que entremos en nuestro hogar podamos limpiar nuestro calzado para intentar evitar el ingreso de tierra pegada en nuestros zapatos al interior de nuestras casas. En este caso, una recomendación es sacudir el tapete de vez en cuando, sobre todo en épocas lluviosas.

Otra posibilidad es la de colocar un papel tapiz por toda la casa, aunque en este caso existe un aspecto positivo y uno negativo. El primero de ellos es la posibilidad de darle ese toque de distinción y lujo a nuestro hogar, especialmente si se trata de un departamento. El punto negativo, en cambio, está dado en que su limpieza debe ser constante y a la larga esto resulta muy contraproducente.

Si se trata de habitaciones principales, estos pueden utilizarse como complemento de los muros, por lo que tendremos que pensar en la posibilidad de utilizar diseños parecidos a estos. En el salón, en cambio, su utilización es mucho mas extendida. Podemos, por ejemplo, colocar una alfombra principal que abarque todo el espacio, o utilizar una pequeña al centro que sirva de sostén para alguna mesa.

En el caso particular de los baños, aquí la funcionalidad jugará un papel mucho más importante, dado que, además de buscar opciones que complementen el espacio desde lo decorativo, habrá que pensar en materiales que sirvan para, por ejemplo, no patinarnos cuando salimos de la ducha.

A decir verdad las posibilidades con los tapetes son infinitas, solo tendremos que tener en cuenta algunos pequeños detalles para hacer estos unos auxiliares muy útiles en nuestra decoración.

Foto: Tapete por Claudia Carvalho en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...