Aprende cómo conservar tu casa sin humedad

En un hogar con humedad, no solo se ve afectado sus espacios propios sino la salud de cada uno de sus inquilinos. Con estos consejos lograrás un hogar sin humedad.

cómo tener una casa sin humedad
Entre el 30 y el 50% es el nivel de humedad normal en épocas de lluvia o en lugares con temperaturas altas. Pero, cuando esta cifra sobrepasa la normalidad, podemos decir que estamos en un verdadero problema.

Por eso es vital solventar lo antes posible este inconveniente. No te desesperes, porque es muy fácil encontrar la solución. Veamos.

Detectar a tiempo

Cualquier problema se soluciona con facilidad si antes que nada encontramos los motivos que lo produjeron. En este caso, los síntomas son variados:

  • Olores fuertes a humedad
  • Temperaturas altas
  • Moho en las paredes y el techo
  • Problemas respiratorios en alguno de los inquilinos
  • Oxidación de metales

Trucos para conservar tu casa sin humedades

Detectado los síntomas es hora de poner en marcha las soluciones:

  • ventila el espacio

Este es un tip que es fácil, económico y cómodo. Solo deja las puertas abiertas y abre las ventanas de tu casa. De esta manera, el aire podrá fluir por cada rincón.

Te aseguramos que así no se acumulará la humedad, los hongos y bacterias no se desarrollarán y los malos olores serán cosas del pasado.

  • Baja la temperatura de la calefacción

Como ya has de saber la humedad se intensifica con el aire caliente. Pos esto, es ideal que la calefacción la uses con temperaturas bajas, es decir que no supere los 21 grados.

  • Muchas plantas, mucha humedades

Hay personas que son fanáticas de decorar el hogar con muchas plantas pero, lamentablemente, ellas también contribuyen a la aparición de la humedad. Te aconsejamos que dejes pocas dentro de la casa.

  • Usa carbón vegetal o tiza

Estos son dos opciones que te ayudarán a combatir o prevenir la humedad. Por sus propiedades naturales te ayudarán a absorberla. También puedes usar arroz.

Elige uno, colócalo en pequeñas cantidades y sustituye lo continuamente.

  • Aislamiento adecuado

Cuando el problema es grave o son muy altas las posibilidades de que tu casa sufra de humedad, es momento de optar por un aislante adecuado que debes colocar en los muros que rodean el espacio en peligro.

Existe diferentes opciones, algunos se pueden colocar en el interior de las paredes, otros en el exterior de la casa o en el interior de la vivienda.  Lo que va a permitir es que el espacio quede sellado contra la humedad.

Así, la calefacción o el aire acondicionado trabajarán eficazmente y sin perdidas de energía.

Estas fueron algunas soluciones simples que te ayudarán a decirle adiós a la humedad o a evitar contra todo pronóstico que  diga presente.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...