Así puedes arreglar una persiana

¿Necesitas reparar una persiana? Aprovecha estos consejos que traemos para ti.

Tips para reparar una persiana

Arreglar las persianas de tu hogar u oficina es una tarea que no debe reemplazarse porque ellas siempre le dan un toque de sofisticación y elegancia al lugar.

Aquí te diremos cómo repararlas dependiendo del daño que presenten. Comencemos:

Lo primero que debemos hacer es detectar el problema. Dependiendo de su dificultad sabremos si es mejor arreglarla de forma manual o con motor. En esta oportunidad te enseñaremos a usar técnicas manuales.

De forma manual

Son variados los inconvenientes que puede presentar la persiana: si tiene rotura de lamas, si se baja por sí sola, si tienen cuerda o cinta, si se queda atascada. IS ya sabe qué sucede, pongamos manos a la obra.

Cambiar la cuerda

  1. Sube la persiana completamente.
  2. Agárrala con una argenta por tu seguridad.
  3. Desmonta la tapa que se ubica en la caja de la persiana con un destornillador.
  4. Quita la cuerda vieja.
  5. Coloca una correa nueva y enróllala al tambor con varias vueltas.
  6. Pasa la correa por el otro extremo de la ranura de la tapa.
  7. Usa los tirafondos para cerrar.
  8. Sujeta la cinta, quita las argentas y deja caer la persiana.
  9. Suelta el recogedor inferior.
  10. Retira la cinta vieja.
  11. Cerciórate de que el resorte quede bien tensionado.
  12. Corta la cinta nueva, amárrala al enganche.
  13. Deja que resorte la recoja.
  14. Métela en su lugar y sujétala.
  15. Comprueba si la persiana sube sin dificultad.

La persiana no sube o baja del todo

Si esto sucede lo más probable es que la cinta no este enrollada a la polea o que esté rota. Deberás comprobar el estado de la cinta y de la polea. En caso de que alguna esté dañada, lo mejor es sustituirla.

Atasco de la persiana

Esto puede suceder por diversas causas. Hay que identificarla. Lo común es que sea necesario cambiar la lama por rotura, que se haya quedado enganchada en el cajón o que un fleje se haya soltado.

La persiana se baja por sí sola

Esto quiere decir la función del recogedor no se está cumpliendo correctamente. Observa si la cinta pasa libremente por el agujero del recogedor o si está trabada.

Arreglar las persianas es una cuestión de paciencia. Si es posible pide ayuda a un experto o a una persona que pueda pasarte las herramientas que necesitas. Recuerda que este es un mecanismo donde todas las piezas dependen la una de la otra.

Por eso debes cuidar que mientras arreglas una, no dañes las demás.  

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...