Blanco y negro, dualidad elegante para tu casa

La combinación de blanco y negro siempre es un acierto a la hora de decorar tu casa con una mezcla exquisita de elegancia, sobriedad y sencillez. Te damos algunas ideas para acertar con esta dualidad tonal.

Siempre se ha dicho que el blanco y el negro son los colores más elegantes, los que mejor combinan entre sí y con otros colores y que son la mejor opción si quieres decantarte por la sobriedad y la sencillez. Todo ello se puede aplicar perfectamente al ámbito de la decoración de interiores.

Combinar el blanco y el negro a la hora de amueblar tu casa siempre será una decisión acertada. Sobriedad y elegancia se pueden dar la mano al combinar estos colores con la modernidad si empleamos muebles de carácter minimalista, o con la tradición, si optamos por un mobiliario más clásico.

La decoraciónn en blanco y negro es una de las apuestas que nunca pasan de moda. Imagen: TAU Cerámica en Flickr.

La alternancia de estos colores en el interior de tu casa es una tendencia que ya se dio en los años 80 y que ahora nunca pasa de moda, entre otras cosas por la sensación de amplitud en los espacios que ofrece. La adecuada proporción entre la luminosidad de uno y la opacidad del otro dan lugar a un contraste que, alejado de modas siempre permanece como una opción adecuada para decorar los interiores.

Aunque tradicionalmente el blanco se había usado para las paredes y el negro para salpicarlas gracias a la colocación del mobiliario, cada vez en más ocasiones se invierte esta tendencia y son muchas las casas en las que nos podemos encontrar salas en las que son las paredes las que se visten de oscuridad para crear luminosidad en la estancia a través de la colocación de los muebles.

Tampoco es extraño encontrar esta combinación de tonos en espacios diferentes a la estancia principal. Cocinas, habitaciones e incluso baños han encontrado en esta dualidad su gran aliado para crear un espacio confortable y elegante. Así, en la cocina, el lacado cada vez está más presente entre fogones. Si eliges los muebles en blanco, tendrás que vestir la encimera de negro, pero también es adecuado invertir la selección. Respecto al baño, los revestimientos cerámicos cumplen un papel esencial a la hora de asegurar un acierto en la combinación.

Las alfombras y los suelos también pueden beneficiarse de la sobriedad de este clásico. Con motivos geométricos, animales o incluso ochenteros, las alfombras y azulejos que combinan ambos tonos son cada vez más empleados. Así, no es difícil encontrar un cebreado en la alfombra de un dormitorio o un baño, ni resulta descabellado decorar nuestra cocina o nuestros baños con suelos oscuros y muebles de un blanco inmaculado.

Y es que, si hay algo claro es que, bien a través de los elementos propios del mobiliario más básico o bien a través de diferentes complementos o piezas del menaje como las vajillas o los elementos decorativos, este clásico pisa fuerte esta temporada para demostrarnos una vez más que nunca pasa de moda.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...