Calentando tus siestas de invierno: Collerette

Después del invento de la batamanta nos llega este fabuloso diseño de Casamania para resguardarnos del frío del invierno con un toque elegante y discreto, con función de asiento, cama y reposapiés.

sofa

Ahora que está a puntito de acabar el verano, no puedo evitar pensar en esos tiritones de frío tan propios de una tarde de invierno, ese frío que solo calma una buena manta y yo que soy de los que siempre van con algo encima por toda la casa, siempre me resultó un grandísimo invento eso de la batamanta que tan bien conocemos todos; lo que seguramente sea algo más innovador es este escabel que ha creado el estudio de diseño Casamania bajo el nombre de Collerette. Pese a todo tiene diferentes utilidades y ahora las veremos con detalle, pero por encima de todo Collerette nos salvará de muchos resfriados.

En la imagen podemos apreciar mejor que se trata de un pequeño taburete de cuatro patas muy elegantes de color morado, casi aterciopelado, que viene acompañado por un mini respaldo y apoyabrazos con forma de rollo, o esa es la impresión que quiere dar a primera vista, porque como todos habremos sabido deducir, no se trata de nada de esto, sino de una buena manta -y bien calentita que parece- que se desenrolla cuando la echemos en falta y nos arropa allí donde estemos. Por lo que vemos la primera ventaja de este diseño: cuando llega una visita inesperada a casa, no tenemos que ir escondiendo la típica manta o dejarla tirada encima del sofá, sencillamente la enrollamos y se camuflará formando un cómodo butacón.

Más cositas. Si tenemos algún peque en casa, lo más probable es que le ocurra lo mismo que a la niña en la fotografía: tan mullida y calentita parece Collerette, que caerá rendido sobre su acolchada superficie y así puede servir también de cama para echarse una buena siesta. Y si no, recuperamos la idea inicial que cité del escabel para los adultos, y es que podemos utilizar este asiento como un mero reposapiés. Esto es ideal porque podrás acercarte el asiento al sofá, recostarte en él, y encontrar un punto de apoyo para estirar tus piernas -que muchas veces lo echamos de menos- y ahora sí, desenrollamos de nuevo la manta y ya lo tenemos todo en uno: sofá, reposapiés y manta para procurarte la mejor siesta del año.

Un mueble como veis muy estiloso y elegante, un complemento ideal para cualquier sala de estar. Esperemos, eso sí, que la manta pueda desengancharse del asiento para lavarla de tanto en tanto, porque sino ya tendríamos su primer inconveniente aquí.

Fuente: Casamania
Fotos: Casamania

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...