Casas seguras para abuelos

En las viviendas para personas de tercera edad es importante tener en cuenta algunos aspectos para evitar accidentes domésticos.

Casas para abuelos

Las casas tradicionales suelen tener dificultades comunes para las personas de tercera edad. Para transformarlas en espacios cómodos y seguros debemos, poco a poco, eliminarlas. Una de ellas son los pisos resbaladizos, como pueden ser el parquet o aquellos encerados. La primera medida que hay que tomar es tratar de cambiarlos por superficies antideslizantes.

En relación a este último aspecto, también es importante tener en cuenta que si contamos con alfombras, que muchas veces puede ser una muy buena alternativa en las habitaciones de los abuelos, debemos estar seguros de que están bien sujetas al piso, ya que, en caso contrario, podría causar tropezones.

Pero el piso no es lo único. También el mobiliario es fundamental. En ese caso, lo que es conveniente es contar con mesas y sillas que contrasten con el color del piso, para que puedan ser fácilmente identificadas. Además, en el caso particular de las sillas, asegurarse que sean bien firmes, que tengan un buen soporte para la espalda y apoya brazos. Asimismo, tanto sillas como sillones, deberán ser lo suficientemente altos como para que puedan sentarse y levantarse fácilmente.

Diferente es lo que sucede en la cocina con las alacenas que, a diferencia de las sillas y sillones, deben tener una altura inferior a la que estamos acostumbrados, para permitir un mejor acceso a las mismas por parte de los abuelos. En este espacio otro dato clave es el uso de las cocinas eléctricas en lugar de las que utilizan gas. Eso disminuirá notablemente el riesgo de accidentes.

Otro lugar importante de la casa en donde prestar mucha atención, ya que es uno de los espacios más propicios a accidentes, es el baño. Allí, dos cambios importantes son colocar un plato de ducha al ras del piso y utilizar mamparas en lugar de cortinas. Es bueno saber que existen inodoros más altos de lo normal, que son una buena alternativa.

En los objetos también hay que prestar atención. Por ejemplo, teléfonos con números grandes o relojes de la misma manera. Además, dejar siempre visibles números de ayuda, programar y enseñarles el uso del discado rápido con teléfonos útiles o, si es posible, contratar alarmas o sistemas de seguridad que le permitan a los abuelos comunicarse rápidamente para pedir ayuda.

Vía | Espacio Hogar
Foto | HiperKarma

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...