Colchón de viscolátex para tu descanso

El colchón de viscolátex está compuesto por una capa viscoelástica 100% sintética y una interna de latex 80% sintética + 20% natural. Entre sus ventajas aparece la capacidad de adaptarse de forma natural a la fisonomía del cuerpo, que posee memoria inteligente y que son muy silenciosos. En este post, el análisis de estos y todos los beneficios de esta clase de colchones.

Después de una jornada muy dura de trabajo, de muchas horas fueras de casa y de retornar cansados a nuestro hogar, es fundamental que para poder recargar las energías tengamos una noche de descanso pleno. Para ello, uno de los aspectos fundamentales es contar con un buen colchón. En ese caso, una buena alternativa son aquellos de viscolátex.

Colchón de viscolátex para tu descanso

El material viscoelástico surge de un proyecto de la NASA, que empezó siendo utilizado en productos espaciales, para luego llegar a aquellos destinados al descanso y utilizarse para acolchados y para los colchones de látex 100%, surgiendo de esta combinación el nuevo concepto de colchón viscolátex. En este punto cabe destacar que el látex es un producto procedente de la resina del árbol del caucho, que puede obtenerse de forma natural o sintética; mientras que la espuma viscoelástica es un material sintético.

Se trata de un producto cuya composición es 100% sintética en la capa viscoelástica y 80% sintética + 20% natural en el núcleo de látex. Estas son las características que le permiten entregar esa sensación de suavidad y adaptabilidad que generalmente ofrecen.

Estos colchones son totalmente compatibles con somieres de láminas de madera, láminas con perfil de ultraventilación, tacos tipo Cross Fit o bases transpirables, aunque si debemos tener en cuenta que solo se pueden utilizar con canapés con base multiláminas y no sobre bases tapizadas no transpirables.

Entre sus ventajas nos encontramos con que se adaptan de forma natural a la fisonomía del cuerpo y que poseen memoria inteligente, de modo tal de evitar la aparición de puntos de presión. Al contar con memoria inteligente, el material viscoelástico no se mide según sus zonas de descanso sino que dispone de incontables zonas de descanso, razón por la que no quedará ninguna zona del cuerpo sin apoyo. En este aspecto, también hay que tener en cuenta las zonas de descanso del núcleo de látex, que cuantas más sean, ofrecerán una mejor adaptación del colchón al cuerpo del durmiente.

Otro factor positivo de los colchones viscolátex es que resultan muy silenciosos, ya que gracias a la ausencia de muelles no produce ruidos.

Podríamos finalizar agrupando una serie de consideraciones:

  • Es recomendable no utilizar estos colchones con protectores impermeables
  • Es preferible usarlo con funda transpirable de algodón 100%.
  • Su articulación es buena siempre y cuando tenga peso en su superficie.
  • Para un correcto mantenimiento es fundamental girarlo de cabeza a pies.
  • No se debe voltear porque sólo tiene una cara recomendable para dormir.

Vía │latiendahome
Foto│Lita Bosch

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...