Colores que relajan

En este post conocemos todos los colores que invitan a relajarnos y alejarnos del estrés, a partir de una serie de características que también destacamos en estas líneas.

Siempre insistimos en que en estos tiempos que corren debemos aprovechar cada minuto en nuestro hogar para poder descansar y recargar las energías que se pierden durante el día en el trabajo y nuestras obligaciones.

Colores que relajan

Para poder relajarnos no solo es necesario contar con un colchón acorde, un sillón cómodo o los mobiliarios adecuados, sino que también es fundamental que los colores que rodean nuestra casa nos inviten a relajarnos.

El blanco y el beige son una solución clásica que siempre es sinónimo de bienestar. Ambas tonalidades son excelentes alternativas para alejarnos del estrés. El blanco, incluso, también es ideal para los estudios o despachos que se encuentran dentro de la casa, ya que ayudan a la hora de concentrarnos para trabajar.

Aquellas casas decoradas con un estilo minimalista no tendrán problemas con esto, ya que una de sus características es el uso de este color. El estilo minimalista, que todavía no ha pasado de moda, se centra en este color, no sólo en paredes, sino también en mobiliario y complementos como las lámparas y el menaje para la mesa de cocinas y salones.

El amarillo, en cambio, un color que suele utilizarse con el blanco, brinda vitalidad. Por tal motivo, la recomendación es utilizarlo en el comedor o el espacio central de la casa. Este tono ayuda a la concentración, por lo que, al igual que el blanco, también puede utilizarse para la oficina y en las habitaciones de estudiantes.

Por su parte, los colores ocres otorgan magnitud y un estilo rústico que acompaña al bienestar que tanto buscamos en todos los espacios de nuestro hogar.

En el caso de las habitaciones, el azul celeste es también un clásico que otorga calma total. Tratándose del lugar donde dormimos y descansamos, es necesario que en habitaciones reine la quietud y el bienestar general para poder conciliar el sueño.

Tanto el azul celeste como los verdes pálidos son ideales para las habitaciones de los niños, pues les aporta la calma que necesitan a la hora de descansar. De hecho, todas aquellas tonalidades que tengan que ver con los tonos marinos, ya sea el azul como el turquesa o los colores que se encuentran dentro de esa gama, ofrecen una sensación de libertad y relajo única, ya que generalmente nos recuerdan al mar.

Podemos, en algunos casos, reforzar esa sensación incluyendo estrellas de mar, motivos náuticos, grandes fotografías con playa de fondo, etc.

Vía│Mujer de elite
Foto│Plage Vinilos y Decoracion

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...