Cómo ahorrar 500 euros al año en la factura de la luz sin inversión

Descubre una serie de consejos que pueden ayudarte a ahorrar hasta 1500 € en su factura de la luz al año realizando una pequeña inversión

Ahorrar en la factura de la luz

Existe una serie de factores que pueden ayudar a ahorrar hasta 500 euros al año en la factura de la luz. Aunque, como mencionan los expertos, en cualquier hogar se podría ahorrar hasta 1500 euros si se invirtiera en algunos de los recursos de eficiencia energética actuales.

La factura de la luz se ha convertido en los últimos 10 años en una auténtica pesadilla para muchas familias. La luz ha incrementado su precio en más de un 70 % y además la subida también ha coincidido con una gran caída de los ingresos en la mayoría de hogares debido a la crisis económica. Esto ha supuesto que un gran porcentaje de familias tenga una situación de pobreza energética. Algo que puede ser muy perjudicial para la salud tanto en invierno como en verano donde se necesita utilizar calefacción o aparatos de aire acondicionado para disponer de la temperatura adecuada. Afortunadamente, el desarrollo tecnológico actual también ha ayudado a reducir el gasto energético con alternativas que consumen mucha menos energía. Sin olvidar que por otro lado el mercado energético se ha diversificado y también se puede optar por tarifas más económicas de ciertas compañías.

Métodos de ahorro energético sin inversión

Existen determinados elementos que no necesitan ninguna inversión y que pueden ayudarnos a ahorrar unos 500 euros al año. Simplemente será necesario ser capaz de mantener la temperatura adecuada en el hogar para que la energía en calefacción o el aire acondicionado esté más ajustada al gasto que nos podemos permitir. No dejar encendidos aparatos si no van a ser utilizados. Por otro lado, se deben usar los electrodomésticos de forma responsable y hacer un estudio de las tarifas que ofrecen las compañías eléctricas que operan en tu localidad.

Métodos de ahorro energético con inversión

Se trata de obtener un ahorro energético suficiente de hasta 1.500 euros al año, sumando cada uno de los apartados. Aunque para ello tendrás que realizar pequeñas inversiones.

  • Ahorro de 600 euros en la factura en calefacción. Es fundamental revisar el aislamiento de la vivienda completamente. De esa forma, tanto en invierno como en verano podrás ahorrar entre un 20 % y 30 % de la factura de la luz habitual. Sería necesario invertir en ventanas de doble acristalamiento, en alfombras, cortinas, persianas e instalar un termostato. Sería preferible que se apagara la calefacción durante la noche si no existe un frío extremo. No obstante, si salimos de casa solo un par de horas, sería recomendable dejarla encendida ya que puede suponer más gasto poner de nuevo en funcionamiento y esperar a que la casa coja de nuevo la temperatura deseada. También los expertos aconsejan instalar calderas de condensación que ahorran hasta unos 200 euros al año. No hay que olvidar además invertir en las tareas de mantenimiento. Algo fundamental para el buen funcionamiento de los aparatos que nos ayudará a reducir la factura de la luz.
  • Ahorro de 200 euros al año en la energía que consumen los electrodomésticos. Invertir en electrodomésticos nuevos que estén etiquetados con A+ o A++. Ahorrarás una media de 100 euros al año. Algo que puede incrementarse si haces un buen uso de ellos. Por ejemplo, lavar la ropa con ciclos cortos, ajustar la temperatura del frigorífico, no dejar enchufados los electrodomésticos que no utilices. Recuerda que simplemente tener la luz del botón de encendido, implica un gasto energético innecesario que puede hacer aumentar la factura de la luz. Esto al año puede suponer un gasto de 100 euros al año.
    Ahorrar 400 euros al año en agua caliente. Instalar una ducha de bajo consumo puede ayudar a ahorrar agua y luz sobre todo si el termo es eléctrico. Y si no queremos perder la sensación de presión siempre se puede optar por la instalación de un rociador de bajo consumo. Esta inversión también te ayudará a reducir tu factura del agua.
  • Ahorrar 150 euros al año cocinando. Gran parte del gasto energético se produce cuando cocinamos. Invierte en electrodomésticos de bajo consumo y en recipientes adaptados al tamaño de cada quemador de la placa cuando cocines. Aprovecha el calor residual para los últimos minutos que necesite la comida. Utiliza la olla exprés para disminuir el tiempo de cocción.
  • Ahorro de 150 euros al año en iluminación. La factura de la luz puede reducirse con la inversión de lámparas LED. Con ello se puede ahorrar al año un mínimo de 150 euros. Sin olvidar que este tipo de lámparas tienen una vida útil superior a las bombillas tradicionales. Por ello sacaremos más partido a nuestra inversión. Por último, muchos expertos aseguran que mantener las bombillas limpias también puedes hacer que el gasto se reduzca en un 20 %.

Si haces la suma de todos estos apartados podrás comprobar que podrías ahorrar fácilmente 1500 € al año en la factura de la luz.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...