Cómo conseguir crear ambientes de concentración para una oficina doméstica

Si trabajas desde casa y no logras encontrar la concentración adecuada en tu puesto laboral, hoy te damos algunas pautas para mejorar el ambiente y, con ello, la productividad y la creatividad.

planta oficina

No es la primera vez que en Vivir Hogar nos referimos a las ventajas y desventajas de conseguir ambientes de oficina en casa. De hecho, los modelos de trabajo han cambiado y cada vez es más frecuente que los trabajadores se lleven parte de sus tareas al hogar o, incluso, que se conviertan en freelance que trabajan en remoto. Para conseguir un ambiente de trabajo óptimo hay ciertas cosas que se deben tener en cuenta, como por ejemplo la separación del ambiente de trabajo y familiar; así como la apuesta por elementos naturales de los que ya te hemos hablado en más de una ocasión.

Sin embargo, más allá de esos pequeños consejos, hay algunos factores que influyen de manera importante en la concentración a la hora de ponerse manos a la obra con el trabajo y que tienen mucho que ver con el diseño que hagas de tu oficina en casa. Hoy queremos darte unas pautas que te serán de gran ayuda tanto si estás pensando en iniciar un proyecto desde cero, como si estás pensando en hacer una reforma en la que se incluyan para conseguir mejores resultados. ¿Te animas a echarle u vistazo y a mejorar tu productividad?

Los factores que influyen en la concentración

  • El ambiente: crear un ambiente que fomente la concentración es clave para lograr este objetivo. Pero, ¿cómo es este ambiente? En realidad tiene mucho que ver con los siguientes puntos y, también con tus propios gustos personales. La oficina en casa ha de ser práctica, pero también ha de tener una estética en la que te sientas cómodo para poder rendir al máximo.
  • El mobiliario: elegir el mobiliario que más te gusta puede parecer una locura en los tiempos que corren en los que se busca sobre todo el ahorro de costes. Sin embargo, hay que recordar que a diferencia del mobiliario de hogar sin más, en el de la oficina en casa estás apostando, debería cumplir otra serie de requisitos como la ergonomía y la funcionalidad. Si tienes que levantarte constantemente porque las cosas no están a mano, o porque no estás cómodo, entonces perderás mucho tiempo y, por ende, la concentración.
  • La temperatura: aunque no siempre se le da la importancia que tiene, es crucial para mantener una buena concentración en lo que se está haciendo. De hecho, deberías tener un sistema de aire caliente y frío individuales que te permitan estar completamente cómodo en este espacio.
  • El ruido: todos los ruidos de una casa van a influir en la concentración que se tiene. Aunque para evitarlo lo mejor sean las barreras físicas, no siempre se puede recurrir a ellas. Es en ese sentido cuando conviene hacer una separación no viable, se pueden utilizar biombos, así como paneles fonoabsorbentes que hacen a la vez de accesorios decorativos.
  • Las distracciones y los descansos: la oficina en casa debe separar bien los ambientes laboral y familiar para evitar distracciones y garantizar que los descansos se hagan de la forma apropiada.
  • La iluminación: la mala iluminación es uno de los factores que más influye a la hora de considerar una mala concentración en la oficina en casa. Si no hay la suficiente luz natural, asegúrate de que al menos sí exista suficiente iluminación de tipo artificial para garantizar además la salud visual.

Diseñando espacios de concentración en casa

Para crear espacios de oficina en casa en los que la concentración sea la gran aliada debes tener muy en cuenta la posibilidad de que lo familiar se encuentre físicamente separado. De otro modo, no solamente no tendrás la cabeza en el trabajo cuando la tienes que tener, sino que conseguirás distraerte más fácilmente si tienes visitas, si hay alguna cosa por hacer o con la preparación de las tareas domésticas. Aunque los espacios abiertos y diáfanos son muy bonitos en las oficinas, recuerda que en éstas solo se trabaja y están diseñadas para ello. Mientras tanto, tu hogar cumple más que esa función y, en ese sentido, apostar por este tipo de ambientes podría ser totalmente contraproducente para la concentración en tu actividad.

Si consideras todos los factores que hemos analizado en los párrafos superiores y, además tienes en cuenta lo dicho ahora, seguramente podrás cambiar un poco tus hábitos de trabajo a distancia y mejorar tu rendimiento. Con ello conseguirás tener más tiempo libre para dedicárselo a tu familia y amigos. Y quién sabe, si llegarás a ser un poco más feliz con todo ello. ¿Tú qué opinas?

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...