Cómo conservar la fruta fresca en verano

Con la subida de las temperaturas se hace más difícil mantener la fruta en perfectas condiciones en casa. Aquí te enseñamos unos sencillos consejos que puedes llevar a cabo para evitar que la fruta se estropee.

Cómo mantener la fruta fresca en verano

Las frutas son fundamentales en una alimentación sana y equilibrada. La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda tomar unas cinco piezas de frutas al día. Además, señala que su consumo diario tiene importantes beneficios en la prevención de enfermedades cardiovasculares y en algunos tipos de cáncer.

Debido a sus propiedades, este alimento no puede faltar en ninguna casa. Sin embargo, con la llegada del calor y las altas temperaturas se hace más difícil la tarea de mantener en perfecto estado la fruta. Por ello, en el siguiente artículo se muestran unos trucos básicos que te ayudarán a mantener tu fruta como recién comprada.

4 consejos para conservar la fruta fresca

Lo más recomendable es planificar con antelación la cantidad de fruta que se va a necesitar, para adquirir solo aquella que se va a consumir. Muchas veces esto no es posible, por lo que aquí se dan unas recomendaciones que contribuyen a que la fruta no se estropee tan rápido, especialmente en verano.

  1. No lavar las frutas. Con el lavado se acelera el proceso de descomposición de las frutas, por lo que no es conveniente lavarlas si no se van a consumir. Por el contrario, sí que se deben limpiar con un paño seco para retirarle la suciedad que traen y evitar que se dañen.
  2. Mantener separadas las frutas entre sí. Cada pieza de fruta tiene su propio proceso de maduración. Al mezclar unas frutas con otras se corre el riesgo de que las de maduración más rápida echen a perder al resto de frutas. Además, hay que revisar estos alimentos todos los días para retirar aquellos productos que ya se han estropeado, evitando que contaminen a los que todavía están en buen estado.
  3. La nevera no siempre es necesaria. Si bien es cierto que una gran parte de las frutas necesita guardarse en el frigorífico durante la época de más calor, no todas deben mantenerse en la nevera. Este es el caso de las uvas, las piñas, las papayas, los mangos, los kiwis, los melocotones, los albaricoques, las nectarinas y las ciruelas. La mejor opción es que pongas estos alimentos en un recipiente con tapa y algún tipo de agujeros para facilitar su ventilación. Luego colócalos en un lugar fresco y seco.
  4. Congelar la fruta. Este tipo de alimento también se puede conservar en el congelador. Eso si, debes lavarlas y secarlas bien antes de introducirlas en este electrodoméstico.

Disfruta del verano tomando frutas siempre que quieras. Con estos trucos muy fáciles de llevar a cabo no tendrás que preocuparte por su conservación.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...