Cómo decorar el salón con el Feng Shui

Aprende cómo decorar el salón con el Feng Shui y lograr un espacio tranquilo y lleno de paz

Cómo decorar el salón con el Feng Shui

El feng shui, que significa literalmente “viento y agua” se basa en el estudio del flujo de energía para determinar la forma en la que influye tanto en la vivienda como en las personas que habitan en ella. Poniendo en práctica el feng shui para decorar el salón generas una energía equilibrada y armónica.

En la decoración, los cuatro elementos naturales deben estar perfectamente equilibrados: la tierra, el metal, la madera, el agua y la tierra. Lo ideal es agrupar los muebles y objetos de decoración según su material de fabricación. De esta manera, además de favorecer el flujo de energía podrás crear efectos decorativos de lo más interesantes.

Para esta filosofía es muy importante que la energía positiva fluya de forma correcta. Por lo tanto, lo primero es deshacerte de todos los objetos que ya no necesitas. Es un buen momento para hacer limpieza y así conseguir que circulen las buenas vibraciones.

¿En qué se basa el feng shui?

El Ying y el Yang son los dos extremos de la energía Chi. Yang es activo, luminoso y experto, de modo que corresponde a las áreas sociales, como el recibidor y la cocina. Mientras, Yin es oscuro, reposado y pasivo. Las áreas Yin de una vivienda son el dormitorio y el baño. Por lo tanto, para lograr la armonía hay que alcanzar el equilibrio de Yin Yang, entre el descanso y la actividad.

Claves para decorar el salón en relación al feng shui

Color

Aunque actualmente en el mundo de la decoración los colores oscuros marcan tendencia, no son la mejor opción para aportar sensación serenidad en el salón, y por lo tanto en toda la vivienda. Si quieres que la energía fluya y sentirte en paz contigo mismo, apuesta por tonos neutros, como el blanco.

Recuerda que los colores oscuros absorben las emociones negativas y, por lo tanto, entristecen. Por lo tanto, lo que debes hacer es ir en busca del equilibrio cromático para así dar con la calma vital que necesitas.

Orden

Si realmente quieres encontrar la paz en el salón de tu vivienda todo debe estar perfectamente ordenado. Ni un solo objeto tiene que estar fuera de su sitio. De ser así, es el momento de hacer limpieza y deshacerte de todo aquello que ya no quieres o no necesitas.

Esquinas redondeadas

Tal y como indican las reglas del feng shui en la decoración, las esquinas cuadradas, formando un ángulo de 90º, son un obstáculo para que fluya la energía. Por lo tanto, si quieres cambiar el mobiliario del salón, elige siempre esquinas redondeadas u ovaladas.

Materiales naturales

Siguiendo con los principios del feng-shui, debes utilizar materiales naturales en la decoración natural, tanto en los muebles como en los textiles. Para los muebles la madera en tonos claros es un gran acierto. En cuanto a los textiles, como mantas y cojines, apuesta por el lino o el algodón. ¡Plena sintonía con la naturaleza!

Iluminación

Para decorar el salón con el feng shui debes favorecer el flujo de luz natural por la estancia. Quita los muebles altos y las cortinas pesadas, y apuesta por estores de tejidos naturales y tonos neutros.

La intensidad de la luz debe tener cierta coherencia. Es decir, no tiene que ser demasiado intensa y ser lo más parecida posible a la que entraría de manera natural por la ventana. Para ello, en vez de una lámpara de techo que ilumina el salón de forma general, instala focos de luz en puntos estratégicos: una lámpara de pie junto al sofá, una lámpara de mesa en la cómoda…

Espejo

El feng shui indica que los espejos son un elemento dinamizador. ¿Qué quiere decir esto? Que cuando se colocan en cualquier estancia en la que se disfruta de tiempo con amigos o familiares, la energía fluye mucho mejor. En el salón, la mejor ubicación para el espejo es junto a la mesa de comedor. También puedes elegir otro punto estratégico del que te interesa que refleje algún detalle.

Sofá

Uno de los principios básicos de esta filosofía en relación a la decoración del salón tiene que ver con la ubicación del sofá. Siempre pegado a la pared, de forma que no de la espalda a ningún rincón de la estancia. De esta manera, sentado en el sofá disfrutarás de la vista de toda la decoración.

Plantas

El toque natural es imprescindible. En el mercado puedes encontrar cientos de plantas de interior, tanto con flor como sin ella, que mejoran el rendimiento y generan felicidad.

Velas aromáticas

Y, por último, recuerda que la sensación de paz y calma no entra solo por la vista, sino también por el olfato. Coloca varias velas aromáticas o un poco de incienso en el salón. Así te resultará mucho más sencillo sentirte completamente .

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...