¿Cómo decorar una tienda de ropa para jóvenes?

La decoración de una tienda de ropa dirigida a los más jóvenes es fundamental a la hora de llamar su atención y de conseguir diferenciarnos de la competencia. Te damos algunas claves para que tu tienda les resulte un lugar agradable y atractivo para realizar sus compras.

Las tiendas de ropa para jóvenes son uno de  los escenarios más complejos a la hora de decorar ya que son muchos los aspectos que hay que tener en cuenta a la hora de recrear los distintos ambientes con los que queremos atraer a nuestros clientes.

Lo primero que debemos tener presente es que la estética decorativa que escojamos debe estar en consonancia con el espíritu de la ropa que queremos vender. Así, no es lo mismo intentar crear una estética adecuada para una marca famosa por su extravagancia, como puede ser Desigual, que crear la estética de una marca como Mango, que se caracteriza fundamentalmente por su elegancia y cuidado de los detalles a la hora de vestir  a los más jóvenes. Una vez definido claramente el ambiente que queremos transmitir es cuando debemos ponernos en marcha y empezar a seleccionar los elementos decorativos que dominarán nuestra tienda.

La distribución de las prendas por colores crea un efecto visual llamativo y agradable.

El primer aspecto que debemos tener claro es que  cuanto más agradable resulte la tienda a nuestros clientes, más posibilidades tendremos  de que entren y, como consecuencia de ello, de que acaben por comprar. Esto implica que la sensación que debe transmitirse al entrar no puede ser la de agobio o acumulación. Lo fundamental es que la tienda dé la sensación de estar ordenada, de ser un espacio en el que el cliente puede pasear con toda tranquilidad y, sobre todo, en el que encontrar lo que buscamos nos resulte sencillo.

En este sentido, la distribución de elementos en el espacio puede llevarse a cabo o bien por colores, una elección bastante adecuada ya que permite crear espacios bien diferenciados en función de las gamas cromáticas , o bien por productos, una opción quizá más vista y menos atractiva visualmente pero igualmente eficaz para el fin que pretendemos conseguir.

Cuida también la distribución de los espejos. Todos hemos tenido la desagradable experiencia de entrar en una tienda y apenas encontrar lugares en los que poder detenernos a mirarnos e imaginar cómo nos sentaría tal o cual prenda antes de entrara al probador. Los espejos, además de ser un elemento fundamental en cualquier tienda a efectos prácticos, pueden ser además tus aliados a la hora de dar una mayor sensación de amplitud y desahogo a los espacios e incluso a la hora de diferenciarte del resto. La adquisición de espejos de formas diferentes a los típicos rectángulos, como espejos ovalados o de formas geométricas puede ayudarte a llamar la atención y a  establecer un valor diferencial que tanto tu local como tus clientes agradecerán a la hora de acceder a tu tienda.

Imagen: Jorge Rodríguez. Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...