Cómo evitar el mal olor del lavavajillas con trucos caseros

Si odias abrir el lavavajillas por el malo olor que desprende, hoy te enseñamos cómo evitarlo de una manera muy sencilla.

lavavajillas

Seguramente te haya pasado más de una vez que al abrir el lavavajillas el olor es insoportable. En realidad, la acción del agua caliente, junto con los residuos orgánicos, y en muchas ocasiones los restos de detergentes son los culpables de que se de tal situación. Y si bien en el mercado hay un montón de ambientadores que se echan directamente al electrodoméstico y que tienen como objetivo eliminar o al menos camuflar esos malos olores, no siempre funcionan como nos gustaría. Además, suponen gastarnos más dinero. Así que en este caso queremos hablarte de algunos trucos caseros con los que evitar el uso de estos productos, pero mantener el lavavajillas sin malos olores al mismo tiempo.

Para aplicar trucos caseros a la hora de combatir los malos olores del lavavajillas hay que tener en cuenta todos esos elementos que en el hogar se utilizan de forma habitual para los malos olores o para dar aroma a nuestras mejores preparaciones en cocina. Así, solo hace falta recordar lo aromáticas que resultan las pieles de ciertas frutas, como por ejemplo, los cítricos. Otro de los elementos que suenan con fuerza y que tenemos en casa para neutralizar olores que no deseamos es el café. Y es precisamente en base a ellos dos que te proponemos evitar el mal olor del lavavajillas con estos trucos caseros.

Eso sí, cuando pensamos en eliminar esos olores con trucos naturales, debemos tener en cuenta el proceso que ocurre dentro del lavavajillas el cual en realidad puede deteriorar fácilmente a todos esos materiales orgánicos. Así, por ejemplo, en el caso de las pieles de los cítricos, tendrás que cortarla sin que se rompa y engancharla en uno de los estantes que tiene el lavavajillas. Con el paso de los lavados, perderá su efecto y acabará completamente “lavada” por lo que tendrás que cambiarla para poder seguir presumiendo de un neutralizador del olor con trucos caseros.

En el caso del café, lo ideal es utilizar una de esas bolsitas pequeñas con rejilla. Siendo las rejillas lo más pequeñas posibles para que no se cuelen los granos. Si lo prefieres, puedes también hacerla tú mismo apostando por una bolsa de tela a la que hagas pequeños agujeritos. Colocar allí los granos de café y los cuelgas de cualquiera de los estantes. Al igual que ocurre con los cítricos, vas a tener que cambiarlo a menudo para mantener el efecto contra los malos olores. ¿Son fáciles estos trucos para el lavavajillas, verdad?

Imagen: Pimkie

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...