Cómo evitar la humedad en los hogares

La humedad es un problema realmente desagradable y, lamentablemente, muy común en los hogares. La aparición de este problema puede prevenir del interior o del exterior de las casas, aunque lo cierto es que en cualquiera de los casos es muy importante poder controlarla y prevenirla para que el problema no empeore cada vez más.

Cómo evitar la humedad en los hogares

Cómo evitar la humedad en los hogares

La humedad es un problema realmente desagradable y, lamentablemente, muy común en los hogares. La aparición de este problema puede prevenir del interior o del exterior de las casas, aunque lo cierto es que en cualquiera de los casos es muy importante poder controlarla y prevenirla para que el problema no empeore cada vez más.

Como decíamos, el problema puede venir desde afuera de la casa o desde dentro de ella. En el primero de los casos los responsables suelen ser el agua de la lluvia, que ingresa por las cubiertas, algunas obras de albañilería o carpintería, o el suelo.

En caso de que el problema surja desde el interior, los problemas suelen surgir por una estanqueidad defectuosa en tuberías, fregaderos y lavabos, o con la condensación en ventanas y paredes.


En cualquiera de los casos que nombramos anteriormente, será fundamental que ubiquemos el problema para poder actuar a tiempo.

Para prevenir estos problemas es necesario controlar que las conexiones, las juntas y las masillas se encuentren en un óptimo estado. Si en algunos de estos casos observamos la presencia de moho, tendremos que sustituirla por masilla fungicida.

Otra de las cosas que podemos hacer para evitar la llegada de la humedad, en este caso cuando instalamos lavabos, duchas, fregaderos o bañeras, es hacerlo a cierta distancia de la pared.

En caso de que el cuarto tenga tabique de yeso y la humedad penetre en ellos, tendremos que reparar el revestimiento. Para ello podemos utilizar paneles de yeso hidrófugos.

Otra forma de prevención es controlando la condensación. Esta se produce cuando por la diferencia de temperatura que se produce cuando el aire caliente se encuentra con una ventana, unas baldosas o con una pared fría.

Para lograr evitar esto, será necesario controlar los sistemas de ventilación y calefacción de aquellas habitaciones que sufran de la humedad, ya que es fundamental que el aire circule y se renueve. Para ello será necesario colocar rejillas de ventilación y sistemas de ventilación controlada.

Al momento de controlar la condensación, también es importante evitar los cambios bruscos de temperatura entre el interior y el exterior de la vivienda. Para ello es muy importante el aislamiento térmico de la casa. Esto se debe a que cuanto menos sea el frío que ingrese a la vivienda desde el exterior, menor será la diferencia de temperaturas que generan la condensación.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...