¿Cómo evitar y eliminar el moho?

El moho es uno de los problemas más frecuentes en las viviendas, que aparece por la excesiva humedad, una mala ventilación o malos hábitos de aseo, entre otras cuestiones. Lo importante en estos casos, además de eliminar el moho existente, es prevenir su aparición. Por ello, en este post nos ocuparemos de ambos aspectos.

El moho es uno de los problemas más frecuentes en las viviendas, que estropea y arruina las paredes y los muebles. Este aparece por la excesiva humedad, una mala ventilación o malos hábitos de aseo, entre otras cuestiones. Lo importante en estos casos, además de eliminar el moho existente, es prevenir su aparición. Por ello, a continuación nos ocuparemos de ambos aspectos.

¿Cómo evitar y eliminar el moho?

En relación a cómo evitar el moho debemos procurar que la vivienda este limpia, con buena ventilación y sin focos de humedad, ya que estos últimos son quienes dan lugar a este problema usual. Aunque parezca muy sencillo, hay que prestar suma atención a estos tres aspectos, y sobre todo a controlar que no se vayan formando los mencionados focos de humedad.

Algunas de las señales que nos alertan sobre la aparición o formación del moho son los malos olores y las marcas de agua en las paredes y cielos rasos.

¿Cómo eliminar el moho?

Por otro lado, en caso de que el moho haya aparecido debemos actuar para eliminarlo. La eliminación no es complicada, sin embargo, si no combatimos la humedad que lo generó, el moho seguramente reaparecerá. En este sentido, hay que reparar las goteras del grifo, del inodoro, modificar la ventilación de los lugares o lo que haya causado la aparición de la humedad y del moho. Aquí se puede tener en cuenta que lo recomendable es mantener el  nivel de humedad de 30% a 50% en invierno y menos de 60% en verano.

Cuando comencemos con la eliminación del moho debemos ponernos ropa vieja, guantes y gafas de protección. Una vez que ya estamos listos seguimos los siguientes lineamientos:

  • Para limpiar superficies: Los materiales que no son porosos como el plástico duro, el cemento, el vidrio, el metal y la madera sólida generalmente se pueden limpiar del moho con detergente y agua.
  • Para la desinfección de las superficies: Luego de limpiar superficies duras, se las puede desinfectar mezclando una solución desinfectante eficaz de 1/4 a 1/2 taza de blanqueador por cada galón de agua. La solución que se aplique se debe dejar secar al aire y no con una toalla. Cuando realicemos esto debemos mantener las ventanas abiertas por los vapores que se genera. Además, nunca podremos mezclar el blanqueador con el amoniaco porque pueden producir un gas peligroso.

Por otro lado, también podemos optar por eliminar el moho directamente con un tratamiento con lejía y agua.

Fuente: Hogar total

Foto: Mold bathroon por TheDevilSaint en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...