Cómo iluminar la cocina

En la cocina, el sistema de iluminación ideal será aquel que nos permita desplazarnos y observar cajones y estantes sin problemas, pero que también nos marque la diferencia entre las distintas áreas de trabajo. Es por eso que aquí necesitaremos una combinación de luz general y luces puntuales

Iluminar la cocina

Hace muy poco tiempo atrás hemos estado hablando sobre una correcta iluminación en los baños. Algún tiempo más lejano hemos estado haciendo lo mismo en relación a los dormitorios. Hoy es el turno de hablar de la iluminación en la cocina.

Este es una ambiente de la casa en donde la iluminación vuelve a jugar un papel muy importante. Allí también se pasa buena parte del día, pero sobre todo se trabaja con elementos peligrosos si no se cuenta con la luz justa para realizar cada tarea.

En la cocina, el sistema de iluminación ideal será aquel que nos permita desplazarnos y observar cajones y estantes sin problemas, pero que también nos marque la diferencia entre las distintas áreas de trabajo. Es por eso que aquí necesitaremos una combinación de luz general y luces puntuales.


Para que nuestra cocina pueda contar con estos dos tipos de luces, será necesario conocer primero de qué estamos hablando.

Iluminación General

Al hablar de iluminación general nos estamos haciendo referencia a aquella que nos permitirá observar el interior de los muebles y cajones y movernos sin problema dentro de la habitación.

Debe ser clara y evitar sombras. Generalmente es la que se conseguimos con la luz central, en donde la mejor opción son los equipos fluorescentes, o con focos bien repartidos.

Luz Puntual

La luz puntual es la que colocaremos en las diferentes áreas de trabajo, como por ejemplo: preparación de alimentos, cocción, comedor, etc.

En estos casos las mejores opciones son luces que se ubican arriba de cada uno de los sectores nombrados. Puede con lámparas colgantes o luces empotradas.

Este tipo de iluminación es necesaria para el trabajo pero también para la decoración de la cocina. Acentuar diferentes objetos con la iluminación nos puede permitir dar un aspecto especial a la cocina.

Para este sitio, además de disponer correctamente la luz natural y puntual, será necesario que prestemos atención y aprovechemos la luz natural.

Para ello debemos evitar que las ventanas por donde la luz puede ingresar queden muy obstaculizadas por muebles u objetos decorativos. Es importante que podamos controlar la luz ingresante, por lo que será necesario el uso correcto de cortinas.

Por último, en caso de que sea posible, siempre hay que intentar que las ventanas no queden dispuestas detrás de las zonas de trabajo, ya que generarían demasiadas sombras. Es mejor que siempre se ubiquen encima de la pileta.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...