Cómo iluminar nuestros cuartos

Una buena iluminación, incluso, es más importante que los muebles, o la propia decoración. Aunque muchos no le presten la atención necesaria, esta podrá hacer más acogedoras nuestras habitaciones, resaltando la estética de cada una de ellas. La iluminación de nuestras casas debe ser adecuada en cada rincón de ella, en función del ambiente y el tipo de actividad que realicemos en ese lugar en concreto.

Una buena iluminación, incluso, es más importante que los muebles o la propia decoración. Aunque muchos no le presten la atención necesaria, esta podrá hacer más acogedoras nuestras habitaciones, resaltando la estética de cada una de ellas. La iluminación de nuestras casas debe ser adecuada en cada rincón de ella, en función del ambiente y el tipo de actividad que realicemos en ese lugar en concreto.

Iluminación Decorativa

Iluminación Decorativa

Existen distintos tipos de iluminación:

  • Iluminación Total: Es la que nos permite desplazarnos por un cuarto, sin molestia de sombras o zonas con más o menos iluminación
  • Iluminación Puntual: Es más intensa y centrada, busca iluminar una zona de trabajo determinada, como son el caso de los escritorios o zonas de lectura
  • Iluminación de Exposición: Intenta crear un cierto ambiente, emitiendo una luz que no alcanza a iluminar una actividad
  • Iluminación Decorativa: Se utiliza para realzar detalles arquitectónicos o iluminar especialmente un objeto

A continuación les brindare una serie de consejos para mejorar la iluminación de cada una de las habitaciones de nuestros hogares:

El comedor: La mesa debe ser el centro visual del comedor, es aquí donde necesitaremos de mayor iluminación. Una lámpara en el techo, centrada sobre la mesa, nos dará una buena luminosidad. Luces en las vitrinas, focos ocultos sobre las cortinas, apliques o lámparas de pie, nos ayudaran a conseguir la luz ambiental que nos brindara la posibilidad de crear ambiente.


Apliques Luminosos

Apliques Luminosos

El Salón: La iluminación de la sala debe integrar y armonizarse con el mobiliario, la decoración, y el suelo. La recomendación es instalar varios puntos de luz para crear varias zonas con diferentes niveles de iluminación. Si el color de las paredes es claro, será más fácil conseguir ambientes alegres, en compañía de una mejor iluminación. En cambio, si las paredes son oscuras, esto ayudará a conseguir intimidad y resaltar objetos decorativos.

La Cocina: Para hacer agradable y practico este lugar, necesitaremos, por ejemplo, luz bajo los armarios y mesas de trabajo. Las zonas de trabajo deben tener luces directas que nos ayuden a la hora de preparar nuestras comidas.

El Baño: Necesitaremos un espejo bien iluminado, para ello deberemos instalar tubos fluorescentes de alto rendimiento en color, con ello lograremos no desnaturalizar los colores. Reforzaremos esta iluminación con luces colocadas en el techo.

El Dormitorio: Si el cuarto es para niños se requiere una iluminación alegre. Si en cambio es para adultos, es mejor evitar zonas muy luminosas, contrarias a la relajación y el descanso. Para conseguir esto, no colocaremos una luz en el techo, más bien, utilizaremos apliques en paredes, lamparitas en la mesita de noche o luces en el cabezal de la cama.  

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...