Cómo incluir el agua en el jardín del hogar

Tener un jardín en casa no siempre es cosa fácil. Por eso mismo, si nos encontramos frente a un inmenso paisaje verde, os brindamos una serie de ítems sobre cómo introducir el agua (elemento relajante según el Feng Shui) en el jardín.

Si nos remontamos a la historia podemos encontrar miles de ejemplos acerca de la presencia de agua en los jardines. Algunos de ellos son los jardines orientales, donde tanto el agua como su movimiento juegan un papel fundamental;  los jardines franceses, donde el eje principal es el agua; o bien los jardines y patios barrocos donde los protagonistas resultan ser el agua en conjunto con elementos escultóricos.

Cómo incluir el agua en el jardín del hogar

Recordando nuevamente al Feng Shui, quisiéramos destacar que el agua trae buena salud, paz mental y buena suerte. Por eso mismo, si tenemos un hogar con un jardín en la parte del fondo, os proponemos en esta ocasión tener en cuenta una serie de ideas para implementar el agua en él.

Como incluir el agua en nuestro jardín:

  • Bebederos: Éstos se pueden realizar con una base o pie, y el objetivo del mismo es conseguir que tanto aves como mariposas se acerquen y brinden su colorido y sonido en el jardín hogareño.
  • Cascadas artificiales: En este caso la intención es simular a las cascadas naturales. Su construcción puede hacerse sobre la pared, ocupando poco espacio, aportando frescura al ambiente, movimiento y sonidos relajantes. ¿Qué materiales son esenciales para su realización? Pues piedras o ladrillos.
  • Caídas de agua: Si tenemos pocos espacios verdes o vivimos en un departamento con patio, tener una caída de agua es ideal para provocar el placer del sonido y, al mismo tiempo, ofrecer frescura a espacios rústicos.
  • Recorrido de agua: En este caso vamos a necesitar una especie de arroyo que finaliza en un estanque. No es el elemento más común que presenten los jardines hogareños, pero puede conseguirse si vivimos en un sitio estilo campestre.
  • Fuentes: Este tipo de elemento es sumamente decorativo en el diseño del paisaje. Existen infinitas combinaciones posibles y podemos combinarlas con lagunas o hilos de agua. Por lo general se las asocian con esculturas y, según el tipo de boquilla (el estilo del chorro, la forma y la altura de la misma), se pueden conseguir efectos variados.
  • Estanque: El estanque puede ser artificial construido por nosotros, o bien naturales. Cabe señalar que la idea es que logre integrarse al jardín a nivel del suelo y que, por lo general, su forma suele ser geométrica o informal con bordes irregulares para poder confundirse con el paisaje.
  • Jardín acuático: Lo que nos va a permitir el jardín acuático es que las plantas acuáticas vivan en él. Su construcción es de fácil realización, pero en este caso no se presentan movimientos ni sonidos de agua.
  • Piscina: Sirve de gran decoración en el jardín y si se implementa de manera correcta, su diseño puede ser explotado aportando reflejos, brillo, movimiento del agua al filtrarse. ¿Qué conviene añadirle a su alrededor? Pues vegetación pura!

Foto: Jardín en casa por cotallo-nonocot en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...