Cómo lavar los edredones en casa sin morir en el intento

Si quieres evitarte problemas a la hora de lavar tu plumas o edredón, debes secarlo en la secadora con pelotas de tenis. Hoy te contamos por qué se hace de este modo.

edredon

Aunque todavía faltan unos meses para poder decirle adiós a nuestros edredones, ya que sigue haciendo un frío que pela, probablemente este truco para lavar los edredones en casa te venga de perlas. En realidad, en muchos casos optamos por llevarlos a la tintorería porque tememos que con el lavado sufran problemas. Hoy te explicamos todo lo que debes saber sobre el tema, para que te asegures de poder lavar el tuyo dependiendo del tipo que sea, y sobre todo, para que puedas presumir de ahorro doméstico. Así que si dudabas acerca del lavado de la ropa de invierno, toma nota.

Lo primero que debemos saber es si nuestro edredón es o no de plumas o plumón. Muchos de ellos son acrílicos, lo que significa que en realidad no requieren de gran atención en el lavado y podrás utilizar un programa normal de la lavadora, así como un secado en secadora o al aire libre. En ninguno de esos casos tu ropa de cama sufrirá ningún inconveniente y estará como nueva en cuanto se seque. El problema viene cuando la composición incluye plumas o plumón, y hay una razón que lo explica que enseguida pasamos a comentarte.

En realidad, no hay nada de malo en lavar un edredón de plumas o plumón en casa. Al menos, si en la etiqueta identificativa no te dice lo contrario. Lo ideal para lavarlos es utilizar un programa de agua fría y de prendas delicadas. Así, nos aseguramos que todo estará en orden al abrir la lavadora. Pero el proceso se complica a la hora de secarlo, y es por eso que en muchos casos no se recomienda el lavado casero. De hecho, al secarse las plumas, tienen tendencia a aglutinarse, y eso implica que se formarán cúmulos entre sí que luego nos supondrán que no podamos presumir de una textura homogénea, y que todo se quede concentrado tan solo en una zona del edredón. Para evitarlo, hay que secarlos en la secadora.

¿Has visto alguna vez una etiqueta de un plumífero en la que se recomienda secarlo en la secadora con pelotas de tenis? Pues lo mismo deberías hacer con los edredones con plumas. ¿Por qué? Muy simple. Las pelotas estarán golpeando de forma continuada la prenda, de tal manera que no permitirán que con la humedad se queden todas las plumas pegadas y no estén bien distribuidas por todo el largo y ancho del edredón. ¿Curioso, verdad?

Imagen: Lali Masriera

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...