Cómo limpiar los azulejos para que recuperen su brillo

Si en tu casa los azulejos ya no están como el primer día y te preocupa, hoy te vamos a enseñar un truco fácil para devolverles su brillo original.

azulejos

Seguramente con toda la cantidad de productos de limpieza que hay actualmente disponibles en el mercado sea muy difícil no dar con el que estamos buscando para cada una de las superficies. Sin embargo, es verdad que no siempre obtenemos los mejores resultados, sobre todo cuando hablamos de materiales resistentes o que se deterioran con facilidad. En nuestro blog apostamos muchas veces por trucos caseros para aplicar en la limpieza del hogar, y eso es precisamente lo que te vamos a mostrar hoy en nuestro artículo, por lo que aprenderás a crear un limpiador capaz de recuperar el brillo de los azulejos.

Si los azulejos de tu casa están limpios, pero necesitas que tengan aquel brillo que les caracterizaba hace ya mucho tiempo. O si lo que quieres es hacer ahora una limpieza a fondo que te permita al terminar presumir de tener unas baldosas brillantes, solo tienes que crear la mezcla que te mostramos a continuación y aplicarla en toda esa superficie. Gracias a ella conseguirás sin duda una mejoría en todos los azulejos, y esa mejora, se notará en toda la estancia. Al fin y al cabo, cuando tenemos unas superficies brillantes, mejora en general cómo vemos la totalidad de la estancia en sí misma.

Lo que vas a necesitar:

  • Talco
  • Vinagre blanco
  • Agua
  • Trapo
  • Esponja

Cómo aplicarlo:

Lo primero que tienes que hacer para poder sacar partido de este producto casero de limpieza de azulejos es aplicar la mezcla de agua y vinagre con la esponja. Limpia a fondo asegurándote de que no quedan restos de suciedad. Con ello eliminarás también los gérmenes gracias al efecto que te proporciona el vinagre y que ya hemos visto como solución de limpieza en otras ocasiones en nuestro blog de hogar.

Para continuar, y en este caso para conseguir ese brillo que te habíamos prometido recuperar en tus azulejos, lo que tienes que hacer es empapar el trapo en los polvos de talco para luego pasarlo por toda la superficie. Verás como ésta adquiere ese brillo de forma fácil si lo aplicas cuando todavía está húmeda. De ser necesario utiliza otro trapo para eliminar los restos, aunque estos no deberían ser demasiados, y si lo son estás echando talco de más, o de lo contrario, el azulejo todavía está demasiado mojado. Espera a que se seque un poco para continuar.

¿Conocías ya este truco para limpiar los azulejos?

Imagen: Willtron

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 4,00 de 5)
4 5 1
Loading ... Loading ...