Cómo mantener fresca tu habitación en verano

Lee estos pequeños consejos para mantener tu habitación con una temperatura agradable y soportar los peores meses de calor.

habitacion

En verano lo único que nos preocupa en la vivienda es disfrutar de una temperatura agradable que nos haga olvidarnos del calor de la calle. Nos gusta encerrarnos en nuestra habitación y disfrutar de un agradable descanso, pero, ¿cómo podemos conseguirlo? Según la zona donde vivamos y la orientación de nuestra casa, puede que el sol nos haga la vida imposible, así que veamos algunos consejos para mantener fresca la habitación durante los meses de calor.

La ventilación

Es posiblemente el mejor recurso que está en nuestras manos para conseguir una agradable corriente de aire que cruce nuestra habitación. Para conseguirlo, necesitaremos tener bien abiertas nuestras ventanas; no solo la de nuestra habitación, sino también las del resto de la casa y asegurarnos de que no tenemos ninguna puerta cerrada que corte el flujo de aire. Lo malo es que nos arriesgamos a que nos invadan los mosquitos, así que habrá que estar preparados con mosquiteras o repelentes de cualquier tipo que nos mantengan bien protegidos.

Las cortinas

Si el sol da directamente en nuestra ventana, puede ser imposible tenerla abierta de par en par y además no correrá apenas viento. Para estos casos, lo mejor es dejar la ventana abierta pero con las cortinas corridas. Lo ideal es que sean cortinas de color claro porque harán más acogedor el interior del dormitorio. Además, si dejamos las cortinas cerradas todo el día conseguiremos aislar el calor y mantenerlo fuera de casa; al menos, una pequeña parte de él. Si tenéis la suerte de contar con un toldo exterior, ¡es el momento de sacarle partido!

Desconecta aparatos

Todos los aparatos eléctricos que estén enchufados a la corriente, encendidos o apagados, generan cierta energía que acaba transformándose en descargas de calor, lo que también contribuye a crear un ambiente caluroso dentro de casa. Lo mejor es descontar todo lo que no estemos usando e impedir que se recalientes más de la cuenta.

Ventilador o abanicos

Antes que poner el aire acondicionado, siempre tenemos la primera opción del ventilador que consume menos y airea la habitación muy bien; y, puestos a ahorrar, tener un abanico siempre cerca y un vaso de agua fresquita es otra alternativa que no debemos pasar por alto.

¿Un árbol que dé sombra?

Por último, vamos con este consejo para los que tengan la suerte de contar con un jardín en el hogar y que su habitación dé justamente a esta parte de la casa. Podéis plantar un árbol para que crezca delante de la ventana, ¡y ya veréis que fresquitos todo el verano!

Y tú, ¿tienes más trucos para ampliar esta lista? ¡Cuéntanoslos!

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...