Cómo mejorar las condiciones de tu hipoteca

Los consumidores deberían estar pagando las cuotas más bajas de la historia de su hipoteca. Pero a pesar de los mínimos históricos que estamos viviendo respecto a los tipos de interés (por debajo de un paupérrimo 1.3%), muchos siguen pagando más de lo que deberían. Es en ese momento cuando entra en juego la subrogación. Es decir, el trasladar tu hipoteca a una entidad que te permita beneficiarte de las fluctuaciones del mercado. Con iBanesto, esta tarea es de lo más fácil ya que ellos asumen todos los gastos y comisiones para que tu puedas empezar a ahorrar desde el primer momento.

Asegura tu vivienda cambiando tu hipoteca de banco

Muchas veces los vericuetos de los contratos bancarios y el miedo al cambio nos hacen aferrarnos a condiciones que no de adecúan a nuestras necesidades… o que ni siquiera nos son favorables. Dicen que mejor malo conocido que bueno por conocer. Pues bien, en cuestiones financieras este dicho popular es una gran falacia. Con la crisis económica y los continuos vaivenes de la economía, lo mejor que podemos hacer por nosotros, nuestra familia y nuestro dinero es asegurarnos de que contamos con las herramientas necesarias para mantenernos a flote. Y esas herramientas solo podemos conseguirlas si contamos con un banco que nos las proporcione. La costumbre, la falta de información o el miedo pueden hacer que no veamos con claridad. Por doquier encontramos clientes de entidades bancarias que, a pesar de los mínimos históricos que estamos viviendo respecto a los tipos de interés (por debajo del 1.3%), siguen pagando más de lo que deberían. Y eso ocurre porque el banco en el que se encuentran no es ni coherente ni responsable con los tiempos que corren.

El consumidor deberían estar pagando las cuotas más bajas de la historia de su hipoteca. Pagar el piso debería de ser mucho más fácil de lo que actualmente es para muchos. ¿Por qué? Pues porque los consumidores siguen pagando un Euríbor más un diferencial muy elevado. Y porque otros muchos están atrapados en la desvergüenza de la cláusula suelo, que establece un límite en la bajada de los tipos de interés muy por encima del que correspondería.Y es que existen ciertas entidades que se aprovecharon de sus clientes al incluír la llamada “cláusula suelo”, que estipula que aunque el Euríbor baje y baje, el tipo de interés de la hipotéca tiene un mínimo establecido que oscila entre el 2% o 3%… llegando incluso hasta un abusivo 4%. Por suerte, existe un mecanismo mediante el cual poder cambiar las condiciones de nuestra hipoteca, aprovechando la bajada de los tipos de interés para mejorar nuestra situación. Es lo que se llama subrogación y que en la práctica consiste en trasladar tu hipoteca a otra entidad que sí te garantice aquello que es justo.

iBanesto asume los gastos del cambio

Cuando procedes a una subrogación lo que haces es modificar los tipos de interés a través de las condiciones del nuevo banco, del mismo modo que puedes considerar el plazo de amortización. Eso sí, no es posible hacer amplificaciones de capital ni agregar titulares. Como ves, es la oportunidad que estabas esperando para que pagar tu vivienda se te haga mucho más fácil. Desde Mercadodelavivienda te proponemos un cambio con todas sus letras ya que iBanesto ofrece unos beneficios que pocos bancos son capaces de igualar. Y si no, atiende a lo que te vamos a contar.Y es que no todas las subrogaciones salen a cuenta. Hay entidades que no se responsabilizan de los gastos asociados al cambio como son la notaría, la tasación, el registro y la gestoría. Para una familia que necesita mejorar su situación, el dinero que supone todo esto no merece la pena. Pues bien, trasladar tu hipoteca a iBanesto no te cuesta absolutamente nada: el banco online asume todos los gastos. Tanto la comisión de subrogación que tendrías que pagar por trasladar tu préstamo, como todos los otros gastos añadidos que te acabamos de mencionar.

Con iBanesto es posible beneficiarse de las bajadas de los tipos de interés, ya que ni por asomo tendrás una de esas (ahora ilegales) cláusulas suelo. La hipoteca es un gasto considerable que lleva de cabeza a muchos hogares españoles… y ya era hora de que respirásemos un poco. Ahora, y trasladando tu hipoteca a Ibanesto, las posibilidades de mejorar nuestra economía familiar crecen considerablemente. Todo un alivio.Y más teniendo en cuenta el desolador panorama bancario, donde unos y otros intentan aprovecharse de las circunstancias tomando el pelo a los consumidores. Esto no lo decimos por decir: hay bancos donde, por trasladar tu hipoteca, te exigen contratar productos adicionales (seguros de vida, planes de pensiones, tarjetas de crédito, etc.) como condición. Un negocio irresponsable para los tiempos que corren. Con iBanesto la contración se simplifica, y no solo en costes. Tan solo debes domiciliar dos recibos y contratar un seguro Multiriesgo del Hogar que asegure tu vivienda.

Domiciliando tu nómina y dos recibos, iBanesto de devuelve el 3% de los mismos mes a mes

Para acabar de rizar el rizo, todos los clientes con nómina y con los recibos domiciliados recibirán un 3% del importe de sus recibos mes a mes. Además de ahorrar y de beneficiarte de las bajadas de los tipos de interés puedes acumular un dinero extra que no te vendrá nada mal. Así es como un banco incentiva y premia a sus clientes, ofreciendo ventajas y no obstaculizando el ahorro. Una vivienda es un derecho y poder pagar la hipoteca debería ser un hecho… solo que muchos bancos prefieren beneficiarse antes que ser coherentes y honrados. Si quieres pagar menos por tu hipoteca, si quieres conseguir un producto sin cláusulas (de esas que te hacen perder cuando deberías ganar) y si deseas sacar partido a los tipos de interés, iBanesto es lo que estabas esperando.

Con iBanesto adquieres un producto excelente para que ganes más pagando menos y, lo que es más importante, sin sorpresas de ningún tipo.

Casas por Francisco Javier Martín en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...