¿Cómo puedo almacenar la leña de la chimenea en el salón?

Cada vez se ponen más de moda las chimeneas tradicionales. Hoy queremos mostrarte algunos trucos para almacenar la leña en el salón.

leña salon

Algunos dicen que las modas están medio locas, porque van y vuelven cuando menos te lo esperas. Lo cierto es que esto ocurre mucho más a menudo de lo que se suele pensar en el mundo del vestir, pero no tanto en la decoración del hogar. Aunque cada vez resulta más habitual estar atento a las tendencias de la casa, es verdad que las cosas duran vigentes mucho más tiempo que la propia temporada. Y eso es lo que está ocurriendo con el recurso de la calefacción y fogones a leña. Si hace unos años sería impensable colocar uno en una casa moderna, ahora son casi un imprescindible.

En realidad, si ya tienes uno en casa, seguro que disfrutas de esa sensación de tranquilidad y calma cuando estás frente a él. Sin embargo, no resulta tan sencillo colocar un elemento como la leña de forma decorativa en el hogar. Es cierto que se puede almacenar en otro sitio, y de hecho, es recomendable si le vas a sacar mucho partido, pero los leños que necesitas para un par de jornadas puedes colocarlos en tu salón sin hacerlo parecer un trastero o un garaje. ¿Cómo? De esas ideas para almacenar madera para quemar queremos hablarte hoy.

Almacena la leña en tu salón

  1. Guardarla en una estantería: si tienes mucho espacio en las estanterías del salón, y estas son lo suficientemente resistentes, deberías pensártelo dos veces acerca de cómo lo estás aprovechando. Con un poco de tiempo se pueden apilar los leños en una de ellas para conseguir tener la madera accesible a la chimenea de forma fácil. No se trata de tener a mano todo el camión, sino de un pequeño almacén para no tener que levantarse de noche al lugar en donde guardas todo lo demás.
  2. Almacenarla en un palet restaurado: de los palets restaurados no es la primera vez que te hablo en Vivir Hogar. En ese sentido, esta es otra de las opciones para poder almacenarlos. Restaurar el palet no es algo realmente difícil, aunque requerirá un poco de tiempo. Incluso podrías personalizarlo siguiendo la misma tonalidad que hayas utilizado para el salón. ¡Te quedará realmente bonito!
  3. Ponerla bajo el mueble principal si tienes sitio: muchos de los muebles principales del salón tienen espacio debajo de ellos para poder guardar cosas. Se trata de un espacio que probablemente has desaprovechado hasta ahora, y que quizás te interese utilizar para guardar la leña. Eso sí, probablemente te cueste trabajo con esas maderas con más trozos, o con aquellas que tienen una forma irregular. En todo caso, es una solución para tenerla a mano sin que te estorbe, y te quede mal.
  4. Colocarla en un recipiente de diseño pensado para ella: si estás dispuesto a darle a la leña el valor que se merece, te recomiendo echar un vistazo a la gran oferta que hay en el mercado para almacenaje de leña de diseño. Es cierto que no ofrecen demasiado sitio, y que solo te durará un par de jornadas, pero realmente son un objeto digno de ser admirado. Si en tu salón has utilizado un estilo moderno y elegante, es la opción más recomendada y tampoco exige ningún tipo de reformas.
  5. Guardarla en cajas y cestos vintage: una solución fácil, que no resulta demasiado costosa y que no requiere de ninguna reforma pasa por elegir unas cuantas cajas de madera -de esas que imitan a las antiguas de frutas- de colores similares a la paleta de tu salón. Con esto, conseguirás un almacenaje sencillo, pero eficiente para poder tener a mano tu leña. Al fin y al cabo, en invierno, tenerla cerca es lo que más te va a importar.

Las ideas que te hemos dado anteriormente no pretenden sustituir el almacén de leña que tienes en casa, sino simplemente facilitarte la vida una vez el fuego está encendido. Eso sí, para que todo funcione, debes reponer la leña que estás utilizando a menudo, porque sino, no servirá de nada. Aunque estés pensando en los contras, te animo a darle la vuelta a la idea y plantearte qué era lo que estabas haciendo hasta ahora, porque seguro que la leña no sabías dónde colocarla, y tenías que ir a por ella en los momentos más inoportunos ¿O no?

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 4,00 de 5)
4 5 1
Loading ... Loading ...