¿Cómo realizar cuadros de flores secas para decorar la casa?

Realizar nuestros propios cuadros de flores secas es realmente fácil, sólo necesitamos recoger las flores, secarlas hábilmente en un libro o en una prensa dedicada a eso y esperar pacientemente a que se sequen. Una vez secas podemos crear creando pequeñas obras de arte que además de decorar la casa serán un bonito recuerdo de las vacaciones o escapadas al campo.

Los cuadros son una pieza indispensable en la decoración de una casa. Realizar un cuadro de flores secas es realmente sencillo, aunque lleva algo de tiempo, por lo que es indispensable tener un poco de paciencia para su elaboración. Otro factor imprescindible es tener secas las flores que nos interesan. Para ello hay que tener en cuenta que no todas las flores conservan su color al secarse, por lo que a la hora de recogerlas podemos ya tener en cuenta si valdrá la pena secarlas o no.

Puedes hacer tus própios cuadros en casa.

También es cierto que gracias a la experiencia podéis ir viendo cuales son buenas y cuáles no, aunque de entrada os diré que las flores demasiado carnosas no sirven para secarse y que las de color blanco tampoco suelen mantener su color original, a excepción de las margaritas, con las que con suerte y utilizando los materiales necesarios es posible que consigáis un tono blanco roto.

Cuando nos vamos de vacaciones o realizamos escapadas al campo podemos hacerlo acompañados de nuestro libro o, como le llamo yo, del ‘diario de flores secas’. También podéis cogerlas y si conseguís que lleguen frescas a casa realizar la operación en casa. Pero conservar la belleza de una flor no es fácil, por eso recomiendo llevar siempre en la mochila un pequeño libro donde poner las florecillas que encontremos, o bien una prensa de flores, que puedes hacerte tú misma con un poco de habilidad.

Cuando vayamos recogiendo flores debemos recordar coger también algo de verde, estilo helechos, para que una vez secados nos puedan ayudar a realizar la composición de nuestro cuadro de flores secas. Una vez dispongamos por orden de las flores, las colocaremos  dentro del libro, teniendo en cuenta que si las flores tienen muchos pétalos -como es el caso de las rosas- nos quedarán mejor extrayendo cada pétalo y secándolo por separado. La alternativa al libro es una prensa de flores, hecha con papel grueso secante, para intentar secarlas enteras.

Tus cuadros pueden ser un buen recuerdo y una bonita decoración.

Una vez secas (hay que esperar al menos dos o tres semanas para que ello) podemos ir escogiendo las que hayan quedado mejor prensadas. En un papel especial (hay muchos tipos de papel en el mercado: grueso con marcas, de colores, etc.) ir colocando las flores estratégicamente. Podemos simular un jarrón, y de ahí que salga el ramo, o podemos hacer volar la imaginación creando figuras o cuadros totalmente libres, combinando pintura y flores, por ejemplo. Las flores siempre decoran la casa, si lo pruebas ya verás que puedes convertir un recuerdo en decoración. A mi me duran años, y cuando me canso las cambio.

Fotos: Por Montse Lorenzo

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, media: 1,50 de 5)
1.5 5 2
Loading ... Loading ...