Consejos para conseguir un correcto lijado

Para que a la hora de trabajar en madera podamos realizar un trabajo optimo con la lija, a continuación unos pequeños consejos que pueden resultar de mucha ayuda.

Consejos para conseguir un correcto lijado

Consejos para conseguir un correcto lijado

En todo tipo de trabajo que debamos realizar en madera, ya sea una construcción o reparación, siempre va a ser necesario un buen lijado si queremos conseguir un excelente acabado. Sin embargo, muy pocas veces sabemos exactamente como realizar el ejercicio, según lo que tengamos que lijar. Para que a la hora de trabajar en madera podamos realizar un trabajo óptimo con la lija, a continuación unos pequeños consejos que pueden resultar de mucha ayuda.

Lo primero que debemos saber es el modo de cortar el trazo de lija, aunque parezca algo sin sentido, si lo tiene y de hecho debemos evitar usar tijeras o elementos de corte. Lo mejor es apoyar la medida deseada sobre el canto de una superficie y tirar hacia abajo para rasgarla.

Otro de los puntos a tener en cuenta a modo de facilitar el ejercicio del lijado es el de apoyar la lija en un taco. Para garantizar una presión más uniforme sobre la superficie, es importante envolver la lija sobre un taco de madera o plástico.


Para conseguir aun mejores resultados, podemos pegar sobre el taco de madera algún material que le confiera elasticidad al presionarlo. Para eso podemos utilizar goma, espuma plástica, polietileno, o algún otro material con el que consigamos dicho objetivo.

Con la lija ya preparada, lo siguiente es prestar atención a los siguientes consejos para lograr un excelente lijado.

Al momento de lijar sobre una madera lisa, debemos prestar atención de desplazarla siempre en el mismo sentido de la veta. Para facilitar la tarea, algunas lijas vienen con flechas que indican el sentido, sino es así, tenemos que estar atentos de realizarlo en el sentido adecuado

En caso de que se trate de maderas como el roble, es decir, demasiadas  fibrosas, lo aconsejable es utilizar un taco redondeado en los externos. Esto es para evitar levantar las fibras.

Si en cambio debemos trabajar sobre piezas torneadas, lo que tenemos que hacer es cortar la lija en tiras rectangulares, tomar con las manos cada uno de los extremos e imitar el movimiento que realizamos cuando, por ejemplo, lustramos un zapato.

Cuando se trata del canto de una superficie, lo que realizaremos será lo siguiente: Sujetaremos con prensas un trozo de madera por encima y otro debajo de la superficie. Esto es para que actúe como  tope y no lijemos donde no se necesite.

Si lo que debemos lijar es una superficie curva, usaremos un taco de esponja artificial dura.

Entre trabajo y trabajo con la lija, debemos estar atentos de limpiar el polvo acumulado entre los granos de ella. Para eso debemos golpear fuertemente el taco envuelto con la lija contra alguna superficie firme.

Si la lija está saturada por su uso, pasaremos su reverso por la arista del canto de una pieza de madera.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...