Consejos para extender la vida útil de los electrodomésticos

Para evitar el desgaste, el mal funcionamiento y las prontas averías de los aparatos eléctricos, hay que saber instalar correctamente los mismos pero, sobre todo, hay que conocer dónde ubicarlos.

¿Dónde colocar los artefactos eléctricos?

Muchas de las averías que se producen en los electrodomésticos son por la mala instalación de los mismos y por la errónea ubicación. Y precisamente sobre esto último vamos a reparar en este artículo.

Es muy importante ubicar a los aparatos eléctricos en el lugar correcto, dado que si no es así los mismos comenzarán a funcionar mal y se averiarán de forma muy rápida. Para evitar que esto suceda, a continuación enunciaremos algunos consejos brindados por Reparalia, una empresa especializada en el hogar y en la gestión integral de siniestros y reparaciones.

Consejos a tener en cuenta

  • Heladera: Este aparato debe colocarse fuera de focos de calor como el horno, la vitrocerámica o la calefacción. Esto es para evitar un sobrecalentamiento y el mal funcionamiento de la misma.
  • Lavadora: Nunca se debe instalar la lavadora a la intemperie o a bajas temperaturas. Asimismo, si se encuentra sobre una alfombra, la base de la máquina no debe estar obstruida. Otro dato muy importante es que siempre se debe dejar un espacio de aire entre este tipo de aparatos y los muebles que tenga al lado.
  • Horno: Los muebles que estén al lado del horno deben ser resistentes por lo menos a temperaturas de 90ºC. También debe dejarse un hueco entre el horno y la parte posterior del electrodoméstico.
  • Vitrocerámica: Se recomienda colocar una tapa protectora para evitar roturas de cristales, dado que este aparato siempre suele estar sobreexpuesto a golpes.
  • Microondas: Aunque sea muy usual, nunca debe colocarse el microondas en el espacio que queda libre bajo el termo eléctrico, ya que una fuga de agua podría producir algún cortocircuito.

Por otro lado, si la vivienda cuenta con varios años se debe revisar la instalación eléctrica, ya que los riesgos de cortocircuito y sobrecarga son mayores. A quienes estén en esta situación, les sugerimos lo siguiente:

  • Conocer la potencia contratada con la compañía eléctrica.
  • Conseguir un buen cuadro eléctrico. En otras palabras, hay que separar lo máximo posible los distintos circuitos eléctricos que existan en la vivienda. Así, si se individualiza cada circuito (uno para alumbrado, otro para enchufes, etc.), mejor funcionará el sistema.
  • Corroborar que haya una buena sección de cable en toda la vivienda.
  • Verificar que los enchufes de la casa sean de 16 amperios. Si no son así, es mejor cambiarlos.
  • Evitar las tomas múltiples de corrientes, para minimizar los calentamientos y los riesgos de avería.

Vía | Hola
Foto | daryl_mitchel

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...