Consejos para limpiar baños y cocinas

En este post contamos la forma justa de mantener el baño y la cocina limpia por más tiempo, a partir de una serie de consejos útiles que además nos permitirán realiza r la tarea de una forma mucho más sencilla.

Definitivamente, los baños y las cocinas son los dos ambientes más difíciles de limpiar dentro del hogar. Sin embargo, siempre es posible acudir a algunos consejos que nos permitan realizar la tarea de una manera mucho más sencilla.

Consejos para limpiar baños y cocinas

Para hacerlo, lo primero que debemos haces es realizar un plan de acción previo. Será fundamental determinar el tiempo que le dedicaremos a la limpieza, ya que si no lo hacemos, lo  más probable es que no paremos nunca. Lo segundo, y también importante, es contar con productos y herramientas adecuadas para cada superficie y trabajo.

En el caso de la cocina, una de las estancias más difíciles de mantener por la acumulación de grasa que se desprende con la elaboración de las comidas, lo importante es, después de realizar una limpieza exhaustiva, mantener la limpieza la mayor cantidad de tiempo posible. Para ello, algunos consejos son:

  • Utilizar un mismo recipiente para todos los desperdicios, para recoger todo de una vez.
  • Limpiar la vitro o los quemadores inmediatamente se encuentren fríos una vez utilizados.
  • Utilizar con frecuencia el papel de cocina, sobre todo para recoger cualquier líquido derramado antes de que se esparza por toda la superficie. Para eso es importante tenerlo siempre a mano.
  • Pasar una bayeta húmeda con unas gotas de lavavajillas por la zona de trabajo, así como también en la encimera y los azulejos más cercanos a los fuegos.

En el caso de los azulejos, tanto en cocinas como baños, lo que podemos hacer para dejarlos brillantes mayor cantidad de tiempo es usar una mezcla de agua, amoniaco y alcohol de quemar (en proporciones iguales). Veremos como con una bayeta húmeda empapada en esta solución dejaremos los azulejos completamente limpios casi sin esfuerzo.

Por su parte, para limpiar cristales y espejos, una buena opción es añadir un poco de vinagre en el agua que utilizamos para su limpieza, y luego terminar de secarlos con papel de periódico. Notaremos como relucen durante más días.

Finalmente, las bañeras, sanitarios y lavabos se limpian siempre productos específicos que contengan antical, ya que esta sustancia evita las manchas que afean los muebles del baño.

Cuando realizamos limpieza en este sector del hogar no debemos olvidar los apliques y la grifería. Para eliminar esas manchas amarillentas que generalmente suelen aparecer y que le dan al baño un aspecto viejo y descuidado, la solución es una cucharada de bicarbonato al agua del aclarado.

Vía│mujer de elite
Foto│Daquellamanera

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...