Consejos para mantener como nuevos alfombras y tapetes

Las alfombras son algo que si bien por momento no están en pleno auge, nunca se pierden del todo convirtiendose en un comodín que podemos aprovechar de vez en cuando para renovar la decoración del hogar, ya que aportan un estilo único que depende de los materiales con los que esté realizada, su color y su diseño.

Limpiar las alfombras.

Lo cierto es que lo que hay que tener en cuenta al elegir una alfombra o un tapete para decorar la casa es que debemos poner manos a la obra para evitar que se ensucien y deterioren, teniendo en cuenta algunos consejos prácticos podremos mantener todos esos textiles de la casa como nuevos durante mucho más tiempo.

Si una alfombra se mancha debemos actuar con rapidéz, el tiempo que se encuentre la suciedad en contacto con el tejido es una cuestión de peso para definir si saldrá o no por completo la mancha, en general la gran mayoría se pueden remover por completo si se limpian en el mismo momento en el que se producen.

Si algo se cae y mancha la alfombra hay que remover la suciedad con un papel de cocina o con una toalla blanca, nunca hay que tratar de limpiar con un papel de color ni con un paño húmedo ya que eso puede desteñir sobre la tela, dejando una mancha aún peor.

Lo que se debe tratar de hacer es impedir que lo que haya caído sobre la alfombra se impregne en su tejido, entonces, con una cuchara se debe intentar remover el líquido, semilíquido o semisólido que se encuentre en la superficie tratando de evitar presiones que puedan hacer que se vayan hacia abajo de la alfombra.

Nunca tratar de sacar alguna sustancia del tapete con un cuchillo, espátula o con algo filoso ya que se puede dañar el tramado, tampoco se recomienda cepillar las manchas ya que no solo se consigue que se amplíe más sino que con la fricción se puede dañar la estructura de filamentos internos.

Existen muchos productos de limpieza para alfombras, removedores de suciedad específicos, al comprar uno lo más recomendable es probar en una pequeña porción su acción, ya que algunos son muy fuertes y pueden comerse parte del color de la alfombra, algo que luego es muy dificil de disimular.

Las alfombras y tapetes pueden retener gran cantidad de polvo, arena, tierra y migajas de todo tipo, hay que tener en cuenta que necesitan mantenimiento constante, se deben aspirar a diario dentro de lo posible, y cuidar al entrar de la calle de no tener los zapatos húmedos ni sucios.

Fuente: Decohogar
Foto: tapetenpics de Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...