Consejos para preparar una mudanza

Mudarse de casa no es una tarea simple, sin embargo puede resultar mucho más difícil si no se planifica y se toman los recaudos necesarios. Uno de los primeros factores a decidir es si realizaremos nosotros mismos la mudanza o contrataremos profesionales. Luego habrá que tomar recaudos a la hora de empacar.

Preparar mudanza

Mudarse de casa no es una tarea simple, sin embargo puede resultar mucho más difícil si no se planifica y se toman los recaudos necesarios.

Lo primero que debemos pensar es si realizaremos la mudanza nosotros mismos o si contrataremos a profesionales. En ese sentido debemos tener en cuenta varios aspectos. En primer lugar la distancia de un sitio a otro, cuanto más lejos sea, más conveniente será contratar a profesionales. La cantidad de bultos que debemos trasportar es otro de los puntos a tener en cuenta y, por supuesto, el presupuesto con el que contamos.

La única recomendación es que si finalmente decidimos contratar a profesionales, es recomendable contratar el servicio dos o tres semanas antes del día de la mudanza.


Una vez que ya decidimos como realizaremos el traslado, llegará el momento de comenzar a preparar todo aquello que vamos a mudar. En dicho sentido tendremos que realizar un inventario de todas las cosas, convenientemente agrupándolas según la habitación de la casa.

Una vez realizado, tendremos que conseguir los materiales que necesitaremos. Estos son: Cajas de varios tamaños, mantas y sabanas para proteger lo que llevemos dentro de las cajas, plástico de burbujas, papel de periódico para rellenar huecos, cinta de embalar, tijeras y guantes.

Con los materiales listos, ya podremos comenzar a embalar. Comenzaremos por aquellos elementos que menos usemos, aprovechando para deshacernos de aquellos que no utilicemos.  Debemos recordar reforzar las cajas en las uniones con cinta de embalar, además de formar una capa de papel periódico en el fondo de las mismas.

Las cajas más pequeñas es aconsejable utilizarlas para aquellos objetos más pesados, por ejemplo libros, para así evitar que ninguna caja pese demasiado.

En estos pasos debemos ser bien ordenados para ahorrarnos trabajo al desempaquetar, es conveniente empacar habitación por habitación, escribiendo en el exterior de las cajas  el contenido y la habitación, así como también si se trata de un paquete que contiene elementos frágiles.

Últimos consejos:

  • Desmontar las patas de los muebles cuando sea posible y luego envolverlo con mantas o plásticos de burbujas.
  • Si el contenido de los cajones de un mueble no es muy pesado, podremos dejarlo dentro, asegurando los cajones con cinta para que no se abran.
  • En el caso de los electrodomésticos, si es posible es conveniente utilizar el embalaje original.
  • En el caso de las plantas debemos tener en cuenta que no debemos regarla en los dos días previos a la mudanza y además debemos dejar este traslado para último momento. 
Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...