Consejos para un cuarto de baño adaptado a niños

Lee estos consejos básicos sobre cómo adaptar un cuarto de baño para los más pequeños de la casa, con el fin de garantizar su seguridad y favorecer su aprendizaje.

Baño con niños

Cuando vivimos con niños pequeños en el hogar todo se complica un poquito más, especialmente en términos de seguridad. Hoy analizaremos algunos consejos útiles a la hora de amueblar un cuarto de baño para toda la familia: grandes y mayores. Aunque todos los espacios de la casa son comunes y necesitan atención, el cuarto de baño presenta algunos riesgos mayores que deben ser corregidos a tiempo o al menos tenerlos en cuenta.

Cuando hablamos de seguridad en el cuarto de baño estamos haciendo referencia a muchos aspectos y no solo exclusivamente a evitar posibles accidentes. Por ejemplo, tenemos que tener en cuenta que la piel de un niño es mucho más sensible y fina que la de una persona adulta y, por tanto, es muy recomendable que el cuarto de baño cuente con un limitador de temperatura para ajustar los valores máximo y mínimo. Por experiencia sabemos que mientras nos estamos duchando el agua puede sufrir cambios repentinos de temperatura y pasar de fría a caliente en pocos segundos, al igual que a la inversa, y estos cambios pueden tener efectos indeseados en bebés y niños; para evitarlo contamos con novedosas tecnologías como las de la firma GROHE, como por ejemplo la Turbostat que reacciona instantáneamente ante cualquier posible cambio que haya en el suministro de agua y se encarga de mantener la temperatura a nivel durante lo que dure la ducha.

Los expertos nos aconsejan que los niños ganen autonomía mientras crecen y aprendan poco a poco a hacer las cosas ellos solitos, y eso solo lo podemos conseguir facilitándoles el camino. En el caso del cuarto de baño, la instalación de grifos sencillos e intuibles es una de las mejores opciones para que los niños puedan aprender a manejarlos y participen activamente en su aseo personal: por lo tanto, olvidémonos de esas griferías con ruedas giratorias o mecanismos donde haya que aplicar mucha fuerza para abrir la llave de agua.

Si el tema del grifo es importante, qué decir de la altura que alcanza el lavabo y el resto de elementos que conforman el cuarto de baño. De nada nos sirve colocar un grifo de lo más simple si lo colocamos a un metro del suelo. Para ello contamos con varias opciones: la más recurrida es instalar un lavabo auxiliar junto al normal, a una altura especial para los más peques. Lo malo es que cuando crezcan… ese minilavabo acabará siendo simplemente una pieza de decoración… así que muchos apuestan también por lavabos regulables en altura, o bien complementan el lavabo con alguna escalerita pequeña con la que alcanzar la pila.

Baño con niños, grifos

Finalmente, si queremos llamar la atención de los más pequeños y conseguir que se sientan atraídos por el aseo personal, necesitaremos diseños divertidos, alegres y bonitos, con formas originales o complementos de baño de un color llamativo. Con este tipo de diseños, los niños pueden disfrutar mucho más del momento del baño y al mismo tiempo, nosotros podemos aprovechar para fomentarles hábitos de consumo responsable. En el mercado existen muchos modelos infantiles de cuartos de baño que podemos adaptar e incorporar a nuestro hogar como mejor consideremos, sin olvidar nunca los parámetros básicos de seguridad: no escalones, no esquinas puntiagudas, no superficies resbaladizas… Uno de estos diseños que podemos encontrar de referencia es el GROHE Rainshower Icon Flower, el cual dispone de un adaptador muy original en forma de pétalo que les encantará a los más peques y nos dejará una decoración maravillosa en nuestro cuarto de baño.

Que lo dejemos todo al alcance de los pequeños para que ganen autonomía en su aseo personal no significa que debamos abandonar su propia seguridad: un pestillo en la puerta elimina todo el peligro y evita que el niño pueda acceder libremente sin vuestro consentimiento; al fin y al cabo no hay que olvidar que el aprendizaje debe ser siempre bajo la supervisión de un adulto y aunque lo dispongamos todo a favor de su alcance, requiere que siempre haya alguien acompañándolo para indicarle cómo debe hacerlo y qué no esta permitido. Esta es la única forma de que emprendan el correcto camino hacia la autonomía personal.

Como veis, no es necesario hacer una gran reforma del cuarto de baño para conseguir cumplir todos estos consejos tan básicos. A la hora de decorar espacios, ¡tengamos en cuenta siempre a los más peques! Por lo general, tendemos a amueblarlo todo a nuestro gusto sin contar con las dificultades y barreras que les estamos poniendo a los niños pequeños. En ese sentido, no olvidemos que ellos querrán involucrarse en nuestras actividades diarias y que mientras más fácil se lo pongamos, más disfrutarán ellos y, por supuesto, más disfrutaremos nosotros.

Fotos: Pinterest

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...