Consejos para vender un piso

Al momento de vender un piso todo es importante. En estos tiempos que corren, donde realizar una operación inmobiliaria no es moneda corriente, debemos estar atentos hasta el más pequeño de los detalles para poder llevar la venta buen término.

Al momento de vender un piso todo es importante. En estos tiempos que corren, donde realizar una operación inmobiliaria no es moneda corriente, debemos estar atentos hasta el más pequeño de los detalles para poder llevar la venta a buen término.

Consejos para vender un piso

Consejos para vender un piso

En ese sentido, si estamos pensando en vender nuestro piso, resulta fundamental prepararlo para la venta, teniendo en cuenta que gran parte de las probabilidades de venta pueden depender de esa primera impresión.

Para esta situación, hay dos tipos de estrategias que generalmente se utilizan. La primera, dejar el piso lo más liberado posible, con todos sus elementos ordenados y dispuestos de manera correcta. Otros, en cambia, apuestan a que la sensación hogareña de un piso tenga más resultado sobre el posible comprador, razón por la que, siempre manteniendo la limpieza y el orden, disponen el ordenamiento de la casa de modo tal que simule una actividad de todos los días. Por ejemplo, una mesa preparada para desayunar.

En cualquiera de los casos, algo que no podemos dejar pasar por alto es la disposición de los muebles dentro del espacio ya que, por ejemplo, de acuerdo a como estén colocados puede hacer parecer la vivienda mucho más amplia o, por el contrario, más pequeña.

Otra cosa que debemos hacer es evaluar el estado del sistema eléctrico y plomería. La idea es solucionar todos esos problemas sencillos que dejamos “para después” y ofrecerle al comprador la mejor imagen de nuestro piso.

Una vez esto, volvamos al apartado estético. En general, cuando una persona entra en un lugar ajeno tiene más facilidad para notar el desorden. Por dicha razón, como venimos insistiendo, es imprescindible esmerarse con la limpieza y orden de todas y cada una de las habitaciones, comenzando por el exterior y entrada de la casa. Algunos consejos particulares son deshacerse o reubicar cualquier mueble que robe luz o espacio a la estancia y abrir las ventanas y dejar que la luz bañe el lugar.

Finalmente, de acuerdo a la urgencia que tengamos por vender el piso, quizás es necesario invertir algún dinero en refaccionar algunos problemas mayores. No solo de plomería o electricidad –fundamentales, sino también en las paredes que necesiten un retoque o ser pintadas por completos, o en las lámparas o bombillas que necesiten ser reemplazadas, las puertas que suenan, incluida las de los armarios.

En fin, como mencionamos al principio del post, todo detalle es importante y fundamental al momento de intentar vender un piso. Teniendo en cuenta estos aspectos que venimos desarrollando a lo largo de los párrafos, conseguiremos contar con algunas chances más de conseguir nuestro objetivo.

Del mismo modo, comienza a ver tu casa con objetividad: revisa qué paredes necesitan un retoque o ser pintadas por completo, los grifos que puedan gotear y las; así como también. Los posibles compradores estarán pendientes de estos detalles y descuidarlos puede desvalorizar el precio de tu inmueble.

Foto│Silvana Carvalho

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...