Cuándo cambiar el colchón

Contar con un colchón en buen estado es realmente fundamental para descansar y recargar las energías. En este contexto, a continuación conoceremos una serie de consejos útiles que nos permitirán establecer cuándo es necesario cambiar el colchón y las mejores formas de mantenerlo en buen estado.

En estos tiempos que corren, donde el trabajo y las obligaciones nos roban la mayor parte del tiempo y el día, descansar para recargar las energías resulta fundamental para llevar a delante una vida sana y saludable. En este contexto, contar con un colchón en buen estado es realmente fundamental.

Cuándo cambiar el colchón

El momento de cambiar el colchón de nuestra cama es cuando su aspecto exterior resulta un reflejo del interior, es decir, cuando se encuentre roto o excesivamente deformado. En este sentido, es importante tener en cuenta que no debemos esperar hasta el extremo, ya que los problemas serán muchos.

Por comenzar, un colchón en mal estado es un agente perjudicial para nuestra salud. Como ya mencionamos, los colchones influyen notablemente en nuestras vidas y, sobre todo, en nuestra salud. Esperar hasta último momento para cambiar un colchón en mal estado nos provocará problemas de espalda, fatiga, cansancio crónico, insomnio, entre otras cosas. Además, si dejamos pasar el tiempo, cada vez nos costará mucho más adaptarnos al nuevo colchón, ya que este habrá conseguido que nuestro cuerpo se acostumbre a dormir en una postura poco saludable.

Pues bien, una vez que hayamos comprado nuestro nuevo colchón, reemplazando el viejo, otro aspecto importante es lograr un buen mantenimiento del mismo. En relación a esto, hay tres aspectos a los que les debemos prestar mucha atención: Aireación, Limpieza y Volteado.

Aireación: Al contrario de lo que uno suele pensar, hacer la cama inmediatamente nos levantamos no es algo muy beneficioso, ya que el colchón traspirará y acumulará olores. Es por eso que lo más recomendable es dejar un periodo de aireación diario de unos 30 minutos antes de hacer la cama.

Limpieza: Con limpieza nos referimos a que lo recomendable es aspirar el colchón de manera periódica para evitar la acumulación de polvo y ácaros, para de esa manera mantenerlo bien limpio.

Volteado: Mantener el colchón siempre en la misma posición producirá que con el tiempo se deforme, ya que no todas las partes de nuestro cuerpo pesan lo mismo. Al igual que sucede en los colchones que son compartidos, ya que una persona no suele pesar lo mismo que la otra. Para evitar que esto suceda, la solución más sencilla es voltearlo cada determinada cantidad de meses.

Tenemos que recordar que un buen descanso nos ofrecerá un mejor nivel de vida y el colchón es un factor fundamental en eso.

Vía│decoestilo
Foto│Sebastian Momntini

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...