Decorar con maletas

Decorar con maletas antiguas está de moda. Es una idea muy atractiva que incluso es practica y económica. Esta decoración permite crear ambientes personalizados e incluso puede utilizarse a la maleta como un mueble funcional en el cual guardar objetos o bien ponerse como mesa de luz o posapies.

Maletas viejas ideales para restaurar y decorar la vivienda

A veces es necesario renovar el aspecto de la vivienda. Ya sea cambiando el color de la pintura de las paredes, cambiando las cortinas o bien incorporando nuevos objetos decorativos, la casa necesita verse siempre bien y con aires renovados. En este marco es en el que les proponemos una linda idea decorativa.

Esta idea se basa en decorar con maletas antiguas. Si bien estas maletas son antiguas, están muy de moda. Con lo cual, el primer paso es buscar aquellas maletas viejas que se hayan comprado para realizar algún viaje o bien preguntar si algún familiar o amigo tiene una de estas maletas que ya no utiliza más. También pueden conseguirse en anticuarios y mercadillos.

Los modelos más típicos de maletas antiguas con las que vamos a decorar la vivienda pueden estar hechos de materiales muy diversos. Algunos de ellos son: piel, madera, metal o tela. Cualquiera de ellos queda muy bonito en la ambientación de la vivienda.

Una vez que tenemos la maleta hay que analizar si es mejor dejarla tal como está o refaccionarla un poco para adecuarla a la decoración que queremos. También hay que evaluar si se debe restaurar o no, esto dependerá de cómo se haya conservado la maleta. Lo más usual es acondicionar la misma y, por ejemplo, pintarla o darle patinas con barniz. También es recomendable pegarle o coserle, según cómo sea el material en el que la maleta esté hecha, parches viejos, lo que le dará un aspecto antiguo y rustico.

Por otro lado, además de utilizar la maleta como un objeto decorativo se puede utilizar con un fin funcional. Esto es posible dado a las múltiples posibilidades que nos ofrece este objeto. Algunos de los usos que se le puede dar son: como mesa de luz; como un lugar de almacenaje; como un posapies e incluso como un mueble ubicado a los pies de la cama, siendo un buen lugar para guardar los pijamas.

Otro uso que se le puede dar es como cesta de picnic, centro decorativo o como una bandeja. En estos casos, las maletas deben ser de un tamaño pequeño, de lo contrario quedaría como un objeto desproporcionado.

¿Les gusto la idea? Una muy buena opción para crear ambientes diferentes con muy poco dinero.

Vía | El Rincón de Sonia
Foto | Paul Lowry

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...