¡Deja espacio al verano en tu hogar!

Haz que la energía de la época veraniega fluya dentro y fuera de casa, abre espacio en el salón, comedor, jardín o balcón, mueve los objetos de lugar y agrega color ¡Disfruta la estación!

verano hogar

Llegó el verano y con él las vacaciones. Libertad, temperaturas extremas, visitas a la playa o la piscina, espacios despejados y luminosos, sensaciones de relax que nadie quiere dejar de vivir. Haz alarde de ellas y disfrútalas decorando tu hogar para el verano. Si cuentas con algo de dinero ahorrado ¡invierte!, pero sino haz uso de las tres R: recicla, rediseña y recrea. Lo importante es que te diviertas en la tarea de ambientar tus espacios para sentirte a gusto dentro y fuera de casa.

5 claves para vestir de verano tu hogar

1. Déjate seducir por la luz y el color. Abre ventanas y claraboyas, deja pasar la luz natural a la casa para que sea la principal fuente de iluminación. Rueda las cortinas o cámbialas por unas blancas vaporosas que-al moverse con la brisa-te darán la impresión de estar frente al mar. En cuanto a tonos, son característicos de esta época el amarillo, verde, naranja, rojo y azul, por lo que deberías considerar su inclusión en muebles, cojines y otros complementos, siempre combinados con matices neutros para crear equilibrio.
2. Refresca o cambia muebles y accesorios. En el mercado hay variedad de opciones que puedes comprar, pero no te quedes sólo con ellas. Retoca o diseña los objetos que tienes en casa, es sencillo. Si son muebles de madera solo hay que lacar y agregar los incondicionales cojines. En el caso de los accesorios, puedes convertir los básicos en una bella obra de arte. Dibuja y pinta figuras de colores cálidos en tus platos o tazas de cerámica, apuesta además a los detalles “Navy” o navieros, ésos que con sólo mirarlos te trasladan a un confortable viaje en alta mar. Puedes inclusive utilizar aquellas conchas marinas que tus hijos coleccionaron en sus últimas vacaciones y adornar con ellas portarretratos y mesas. Suerte de que tengas una vieja ancla que imprima mayor carácter a tu salón.
3. No te conformes con decorar el interior. El verano es un llamado directo al contacto con la naturaleza, así que remoza también el jardín, el patio o el balcón. Lleva los muebles de adentro hacia afuera, lúcelos, que todos los vean y observen lo feliz que eres en ellos. Tintura botellas, colócales flores, mueve las macetas, guinda conchas en forma de lluvia o cortinas, dedícate a recibir y a compartir la energía de ese sol radiante y de la verde naturaleza.
4. Qué se sienta la frescura, no solo en la disposición y textura de los muebles y accesorios, también en la fragancia de cada habitación o lugar de la casa. Utiliza ambientadores cítricos de limón o naranja. Hay variedad de opciones. También puedes valerte de los perfumes naturales de flores y plantas. Estudia con anticipación cuáles de ellas te agradan más y cultívalas. Si no tienes tiempo, puedes comprarlas ya cortadas en el mercado para que impriman su color y aroma veraniego a tus estancias.
5. No olvides que menos es más. Para idear un ambiente confortable y divertido no es necesario llenarlo de objetos. En vacaciones lo menos que se quiere es tropezar a cada rato o visualizar muebles, equipos u objetos que hablen de todo menos de entretenimiento o recreación.

El verano es lo máximo. Haz esperado por él ¡Disfrútalo! Salgas o no de casa.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...