Diferentes tipos de adhesivos

En una casa siempre suceden pequeños incidentes hogareños que nos llevan a romper un objeto decorativo, un mobiliario o cualquier elemento que en ella se encuentre. Sin embargo, eso no tendría que resultar un problema (si ningún integrante de la familia resultó dañado), dado que para reparar un objeto siempre hay un adhesivo indicado.

En una casa siempre suceden pequeños incidentes hogareños que nos llevan a romper un objeto decorativo, un mobiliario o cualquier elemento que en ella se encuentre. Sin embargo, eso no tendría que resultar un problema (si ningún integrante de la familia resultó dañado), dado que para reparar un objeto siempre hay un adhesivo indicado.

Diferentes tipos de adhesivos

Diferentes tipos de adhesivos

Entre los pegamentos más destacados se encuentran los de cianocrilato. Son aquellos conocidos porque vienen en un pequeño tuvo y cuentan con la característica fundamental de pegar en un segundo.

Esta clase de adhesivos son muy útiles para uniones que requieren mucha rapidez, ya que son capaces de pegar materiales tales como porcelana, el cristal (si no se va a lavar), el plástico, etc.

Sin embargo, no es la clase de productos indicados para cuando se requiere fuerza y resistencia, como puede suceder cuando debemos pegar las patas de una mesa, una silla o cualquier otro mobiliario, ni tampoco para cuando la junta tiene holgura, ya que son productos que no rellenan.

Otros de los pegamentos conocidos son los de contacto, que se utilizan aplicando una capa del producto en cada superficie a pegar, se dejan secar el tiempo indicado y se unen.

Lo que tenemos que tener en cuenta en estos casos es que una vez pegados no podremos volver a separar las piezas, razón por la que si las pegamos mal, probablemente habremos echado a perder el objeto.

De esta forma, son ideales para pegar cuero (zapatos, por ejemplo) y superficies finas y planas, como suelos flexibles, moquetas o chapas de madera.

La cola blanca es otro de los pegamentos más elegidos. En este caso su utilidad está ligada a pegar las maderas. Se convierte en la elección perfecta para las patas y las piezas sueltas de los muebles, así como también para las uniones con espigas de madera. También están los adhesivos de montaje sin disolventes, muy parecidos a la cola blanca, pero con mucha menos resistencia.

Finalmente, los adhesivos de montaje profesionales, que si llevan disolventes, sirven para uniones que requieran fuerza y secado rápido. Sin embargo, aquellos más resistentes son los de dos componentes, tipo epoxi, que mezclando en partes iguales y aplicándolo en las piezas a unir darán muy buenos resultados tras dejarlos secar.

Vía│Decoestilo

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...