Distintos tipos de patas para las mesas

Las mesas son un elemento muy importante dentro del hogar, es por eso que al momento de comprar una es importante que tengamos en cuenta el uso que le daremos, para entonces poder elegir el tipo de patas que se adapte a determinada tarea.

Distintos tipos de patas para las mesas

El mobiliario de un hogar es uno de sus aspectos fundamentales, no solo porque serán importantes en la decoración, sino también porque serán quienes nos permiten realizar las actividades correspondientes a cada uno de los ambiente. Por ejemplo, una mesa, además de decorar el salón, nos permitirá comer, trabajar, jugar naipes, etc. Es por eso que cada vez que elegimos los muebles de nuestra casa, es importante que también observemos su funcionalidad.

En el caso particular de las mesas, además de estas dos observaciones debemos prestarle atención también al material y la forma con la que han sido fabricadas sus patas. Esto es así porque además de ser su principal soporte y aguantar bien todo el peso de la estructura, las patas deben responder bien a la carga que se le coloque encima, y a las actividades que realizaremos en ellas. En el mercado encontraremos mesas con patas regulables, extensibles, cónicas, cilíndricas, cuadradas, etc.

Por ejemplo, las patas regulables o extendibles son idóneas para mesas de escritorios o para las utilizadas por chicos, ya que nos permitirán regular la altura de la mesa según la necesitemos. Estas se suelen encajar en placas, de modo que además pueden ser cambiadas, sin la necesidad de cambiar el tablero.

Si en cambio lo que buscamos es mayor estabilidad de la base, entonces lo que necesitamos en una base plana y ancha de la pata. En este caso las patas crónicas o talladas no son una buena idea, ya que su grosor no es el mismo en toda la pata. Una base plana es la que nos garantiza un apoyo firme, aumentando la capacidad de carga de la mesa.

Otro tipo de mesas que podemos encontrarnos en el mercado son aquellas que cuentan con patas tipo L. En este caso, estas patas conviene utilizarlas siempre y cuando esté garantizada la estabilidad de la mesa cuando el usuario se apoya en el borde. Este tipo de patas son las recomendadas para personas en sillas de ruedas, ya que resultan mucho más cómodas para estos casos.

Finalmente, otra opción de patas son aquellas que cuentan con ruedas. Este tipo de mesas son generalmente empleadas más como muebles de almacenaje y no de apoyo.  Son más útiles en oficinas o estudios, en donde colocan documentos, ordenadores y material diverso que no impide desplazar la mesa cuando es necesario.

De todos modos, para no perder estabilidad es aconsejable que el sistema de ruedas cuente con frenos que impidan su movimiento de manera involuntaria. Si vamos a optar por este tipo de mesa, otro aspecto que colabora con el desplazamiento de las mismas es el hecho de que las ruedas sean giratorias.

En fin, es importante que al momento de comprar una mesa también le prestemos mucha atención a sus patas.

Fuente: Consumer
Foto: Table por Stewf en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...