Estas ideas te ayudan a aislar tu casa del frío

Incrementa la calidez de tu hogar con ayuda de los siguientes consejos.

Tips para aumentar el calor de tu casa

Aislar tu casa del frío es una tarea básica previa a la llegada del invierno. Además de reducir varias cuentas, estarás seguro de que ese nuevo sistema de calefacción está funcionando a su máximo nivel.

Es importante revisar bien la casa ya que no todas cuentan con el aislamiento térmico adecuado. Incluso, aun consigas el sistema más novedoso en su clase, es posible que no cumpla su objetivo sin esto.

También en cuanto a la sostenibilidad, aislar tu casa del frío representa algo esencial. Con los siguientes tips podrás disfrutar del más duro invierno, sintiéndote cobijado por tu propio hogar.

Consejos básicos para aislar tu hogar del frío

Las cortinas gruesas son útiles para aislar tu hogar del frío. Permiten que hasta 40% del calor se mantenga en el interior debido a que las ventanas suelen ser válvulas de escape. Con esta barrera podremos sentir mayor calidez.

También es importante sellar cualquier orificio o grieta. En cualquiera de ellos puede colarse el frío hacia la zona interior de tu hogar. Hasta el más mínimo puede hacer la diferencia.

¿Sabías que una grieta equivale a tener una ventana abierta de 1.5 metros de alto por 1 metro de ancho? Son capaces de generar de 15 a 25% de la pérdida de calor. Lo mejor es que sellar grietas y orificios es fácil pues los materiales son económicos.

Otros consejos igualmente útiles y básicos son:

  • Colocar cenefas encima de las ventanas.
  • Buscar un termostato programable para mayor control térmico.
  • Mantener cerradas las habitaciones que no se estén usando.
  • Aprovechar la energía solar proyectada por las ventanas.
  • Envolver tuberías de agua caliente con cinta aislante.

Ahora bien, hay ciertos puntos específicos para aislar tu hogar del frío. Es necesario que examines ventanas, paredes, suelos y tejados a fin de estar correctamente cobijado.

Aislar del frío las ventanas

Las ventanas son uno de los puntos de fuga más comunes. No obstante, existen diversas maneras de poder aislar tu hogar del frío realizando mínimos cambios en este lugar. Por ejemplo, están los burletes.

Colócalos para impedir que el aire frío entre a tu hogar. Puedes elegir de gomaespuma, caucho o silicona. Te recomendamos los últimos, de silicona, pues resultan sumamente resistentes.

Otro elemento importante es fijarte en el cerco y las grietas. Ya lo comentamos anteriormente pero es necesario ser enfáticos. Sellarlos adecuadamente permitirá que el calor no escape, aprovechando al máximo tu calefacción.

¿Sabías que a través de la caja de las persianas se cuela el frío? Si ves alguna hendidura o grieta lo mejor será aplicar algún material aislante. Puede ser corcho expandido, poliestireno o lana de roca.

 En cuanto a las cortinas, además de gruesas, asegúrate que sean de un material aislante. Son la mejor compra que puedes realizar. Hay cortinas dobles que se forman de una traslúcida para dejar entrar la luz, y otra de mayor grosor para mantener el calor.

Aislar las paredes de tu hogar

Las paredes de tu hogar son otro elemento fundamental si quieres mantener al frío alejado. Además de lo útil en cuanto a ahorro energético hacen que los ambientes se sientan más cómodos y agradables.

No las dejes en el olvido porque pueden ser puntos de fuga importantes, tanto como las mismas ventanas. Es importante aislar los muros de tu residencia al momento que comience a percibirse una sensación inadecuada de frío.

Muchos la ven como la tarea más compleja pero es necesaria. Un momento a otro llegará el día en que sea necesario revisar el aislamiento de paredes. Busca un profesional en el área a fin de procurarte una solución a tiempo.

Suelos: ¿Cómo aislarlos del frío?

Una de las mejores opciones para aislar el suelo de forma adecuada es con forjado de hormigón. Buscar un profesional será sumamente útil. Te asegurará un trabajo adecuado y eficiente. Pero bien puedes aprender para certificar su labor.

Aislar tejados del frío

Los tejados necesitan cubiertas planas e inclinadas, que pueden ir desde el interior o en el exterior bajo las tejas.

En cualquiera de los casos, los materiales más comunes que se emplean son poliestireno extruido, poliuretano, o lanas minerales impermeables.

Otra de las maneras que tienes para aislar tejados es la impermeabilización de cubiertas.

Durante la época de lluvia evita goteras y durante el invierno impide que el calor interior escape. Además de ser una forma ahorrativa en cuanto a esfuerzo, tiempo y dinero.

Las ventajas que te ofrece aislar de afuera hacia adentro son:

  • Es uno de los sistemas de aislamiento más rápido de instalar.
  • No sacrifica la altura de la vivienda.
  • Permite que tu vivienda gane inercia térmica.
  • También soluciona fisuras o grietas previas.

Por otro lado, si deseas aislar tu hogar del frío trabajando desde adentro entonces podrás:

  • Evitar el protocolo de permisos a la municipalidad para su instalación.
  • La instalación será mucho más práctica al no requerir andamios o labores mayores.
  • Ganar una renovación decorativa además del acondicionamiento térmico.
Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...