Factores contaminantes en un hogar

En nuestro hogar algunas veces estamos expuestos a diferentes factores contaminantes. Los tres más comunes son el moho, el monóxido de carbono y el radón, los cuales se producen por diferentes factores. Para que estos no aparezcan es importante que sepamos de qué se trata y cuál es la forma de solucionarlo.

La humedad del baño produce moho

La humedad, las altas temperaturas en la cocina, los artefactos que queman materiales combustibles, en fin, son varias las razones por las que en un hogar pueden aparecer diferentes factores contaminantes. Generalmente, los más comunes son el moho, el monóxido de carbono y el radón. En la mayoría de los casos estos son los 3 factores que hacen que el aire puro no esté presente, y que dentro de nuestra casa respiremos elementos tóxicos sin darnos cuenta.

Factores contaminantes

Moho: El moho es como un hongo que generalmente aparece en sitios con mucha humedad. Estos factores contaminantes se propagan mediante esporas, produciendo en la habitación donde se encuentran un fuerte olor a encierro. Sobre todo en baños y cocinas hay que tener mucho cuidado con ellos.

Monóxido de carbono: Lo peligroso del monóxido de carbono es que es un gas incoloro, inodoro y altamente tóxico, que a veces es difícil de identificar. El monóxido de carbono se produce cuando se queman materiales combustibles como gas, carbón, petróleo, madera o tabaco, en ambientes poco oxigenados. En este caso debemos prestarle atención a las estufas, las hornillas de la cocina, chimeneas, calefactores, termotanques, etc.

Radón: El radón también es muy peligroso. El mismo es un gas radiactivo que sube por la tierra y entra al hogar  mediante fisuras o hendiduras.

Soluciones

Moho: Si el moho apareció hace muy poco tiempo entonces podremos limpiarlo con lejía y agua, lo que además evitará la reaparición de los mismos por lo menos por un tiempo. Para que el moho no vuelva aparecer es necesario que eliminemos todo tipo de humedad en nuestros hogares.

Monóxido de carbono: Para evitar la aparición del monóxido de carbono debemos realizar una inspección de todos los aparatos que utilizan combustible. Debemos verificar que todos los conductos estén bien conectados, en buenas condiciones y que  no estén bloqueados. Algunas recomendaciones:

  • Elegir aparatos domésticos que eliminan los gases de la combustión hacia el exterior de la casa.
  • Seguir las intrucciones del fabricante, usar el combustible apropiado, dejar abiertas las puertas que dan a otros ambientes de la casa y dejar alguna ventana entreabierta.

Radón: Existen algunas formas fáciles y no demasiado caras para reducir temporariamente el riesgo de exposición a concentraciones altas de gas radón.

  • Ventilar la vivienda. Abrir las ventanas o los respiraderos para que el aire de afuera penetre, ya que en caso de que la casa haya concentrado una buena cantidad de Radón, el aire de afuera ayudará a diluirlo.
  • Mantener cerradas las puertas de acceso a las escaleras, los reguladores de tiro de las chimeneas y los toboganes para la ropa sucia. Si las dejamos abiertas eso puede colaborar para que el aire de los pisos más debajo de la vivienda, desde donde el gas radón se filtra, suba.

Fuente: okdecoracion
Foto: baño por dorian3d en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...