Guía básica para elegir el suelo de tu casa

Elegir y seleccionar el mejor tipo de suelo para tu casa no es cosa sencilla, aprende con esta guía como hacerlo

Aprende como elegir el tipo de suelo para ti casa

Cuando construyes o remodelas un mobiliario es importante pensar en todos los detalles que ello implica, pero especialmente cuando se trata de elegir el suelo de tu casa. Es necesario que se tengan en consideración los materiales a emplear en cada área y por supuesto, su durabilidad y costo, ya que esta será una inversión a largo plazo.

Lo mejor es que en el mercado existen diversidad de opciones funcionales y de diferentes estilos, que irán muy bien con cualquier diseño de cocina, de puertas, ventanas y demás elementos que forman parte de la decoración. Por tanto, deberás enfrentarte a una difícil decisión, la cual debe empezar por descartar o apostar por madera, luego de esto podrás comenzar la aventura de encontrar el suelo perfecto en moqueta, baldosas o cualquier otra variedad de suelos disponibles.

Las mejores opciones para el suelo de tu casa

Antes de elegir, debes conocer las diferentes opciones que puedes hallar en los anaqueles y saber sus potencialidades y defectos, así podrás saber cuál es el más acertado de acuerdo a tus necesidades.   

Muchas veces las personas asocian el suelo con madera -generalmente de tarima o parquet-, dejando de lado opciones igual de funcionales y estéticas, como lo son la baldosa y la moqueta, ¡Conócelas más!

1) Las Baldosas

Comúnmente, las baldosas se han asociado a lugares húmedos como baños, donde la madera podría deteriorarse, llegando a ser la opción más común en estas áreas del suelo de tu casa.  De allí que difícilmente deje de emplearse este material, que, aunque se ha limitado a baños y piscinas, su uso se ha extendido a otros rincones de los hogares debido a su resistencia, comprobando lo versátil que puede ser.

En las cocinas también resulta ideal, tanto en el piso como en el sector frontal, ya a pesar de manchas y salpicaduras, las baldosas pueden limpiarse con facilidad. Aunque no ofrecen la calidez y el ambiente acogedor que aporta la madera, ya que es un material resistente, de variados diseños, elegante y de fácil mantenimiento.    

2) La moqueta

Una opción fantástica para el suelo de tu casa, especialmente para el suelo de las habitaciones, es la moqueta. En Inglaterra, es un material muy común incluso en baños, ya es una superficie suave muy agradable de pisar y ofrece calidez, particularidad que también resulta recomendable para la habitación de un bebé, aunque deberás cambiarla cuando crezca ya que podrá ensuciarse con facilidad.

Es aquí cuando te comentamos las desventajas, si es suave y deliciosa de pisar, aunque, así como puedes sentir el calor que genera el material, a larga puede resultar antihigiénica en especial si vives en una zona donde se genere mucho polvo, ya que puede acumular ácaros y si tienes mascotas, entonces el pelo de los animales se acumulará en la moqueta, lo ameritará de aspirado constante.

Ya que sabes que esperar de la moqueta, si quieres adquirirla e instalarla en tu hogar, debes tener en cuenta la textura, tipo y espesor del rizo, ya que determinará la durabilidad de la moqueta. Pero también debes tener en consideración el color, ya que como cualquier otro elemento decorativo debe ir cónsono con el ambiente que quieres crear.

La moqueta de colores claros, si bien ayuda a lucir un lugar amplio e iluminado, favorece la acumulación de suciedad y si puede mancharse, lo que visualmente te obligaría a cambiarla pronto o elegir otro tipo de suelo, ya que no distinguirás el color original. Mientras que si optas por un color oscuro podrás tener mayor durabilidad, para hará lucir el lugar más oscuro y pequeño, pero sin duda, mas acogedor.       

3) La madera

Actualmente, la madera es el material predominante y por supuesto una excelente opción para el suelo de tu casa. Aunque el parquet laminado es el tipo de madera más utilizado, hay muchas otras opciones como el parquet macizo machihembrado o tarima, el parquet industrial, el parquet mosaico o taraceado y el lamparquet.

En comparación a las baldosas, como puedes notar, los tipos de parquet no son muchos, de hecho, varían de tonalidad y van desde los marrones mas claros hasta los más oscuros, de allí que, estéticamente hablando, sean la apuesta por excelencia. Pero la madera no solo es elegida por mejorar la apariencia de un lugar, también porque aporta calidez a tu hogar.

La desventaja de este material es que, antes ciertas circunstancias, puede deteriorarse. Por eso es que en zonas de alto tráfico donde se pueda rayar o entrar en contacto con humedad, suela evitarse, aun así, quienes trabajan con este material procuran mejorarlo cada día para que pueda emplearse en cualquier rincón del suelo de tu casa. Incluso puedes cubrir ciertas zonas con una alfombra que vaya muy bien con tu decoración.

Para su mantenimiento, debes contar con productos específicos que hagan brillar y cuidar la superficie de la madera. Aunque también es recomendable limpiarla solo agua.

Si deseas combinar varios tipos de suelo, perfectamente puedes hacerlo, solo recuerda en tener en cuenta la funcionalidad, tu economía, el mantenimiento y por supuesto, que vaya bien con tu estilo.   

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...