¿Hacemos la lista de la compra?

Para hacer la compra de una manera sencilla y organizada lo mejor es que realices una lista de la compra. Si quieres saber como haccerla no dejes de leer el siguiente artículo

lista de la compra

Hay cosas que hacemos tan a menudo, que no siempre le damos la importancia que tienen. Sin embargo, preparar recetas deliciosas y saludables implica ir al supermercado y saber cómo lidiar con la cesta de la compra. En realidad, casi todos sabemos que es mejor llevar el listado, pero pocos son los que lo hacen. Luego vienen los lamentos, y lo que es peor, que siempre te das cuenta de lo más necesario en domingo. Este día las posibilidades de conseguir lo que quieres se reducen.

Hoy queremos hablarte de la importancia que tiene la lista de la compra, así como de seguir unos pasos previos para evitar problemas de conservación en los alimentos básicos. Ya sabes que no conservarlos bien puede hacer que se estropeen antes de tiempo, o ponerlos en mal estado. Eso solo implica que perderás dinero. Hoy te enseñamos a evitarlo con una completa planificación antes de ir al supermercado.

Trucos básicos para la cesta de la compra

Ir a la compra no es una tarea sencilla, pues debes escoger alimentos económicos y nutritivos. Para realizar una compra inteligente debes tener en cuenta la planificación y una serie de factores fundamentales:

  • Gustos de los integrantes de la familia
  • Propiedades nutricionales
  • Sabor, color, olor, textura..
  • Tipo de envasado
  • Vida útil y fecha de caducidad

A la hora de hacer la lista de la compra debes tener en cuenta que existen alimentos que pueden guardarse durante un largo tiempo. Sin embargo, otros los debes comprar más a menudo para evitar que se estropeen en la despensa o en la nevera. Algunos alimentos tienen fecha de caducidad, otros tienen fecha de consumo preferente, otros son perecederos, y otros no perecederos.

Antes de salir a la compra debes revisar la despensa para que no te falte ningún producto básico que te impida elaborar platos saludables y variados. Llevar la lista en la mano ayuda a evitar comprar lo que no debes, y olvidarse de lo que realmente te hace falta. Los alimentos que guardas en la despensa son los no perecederos y algunos de ellos son:

  • 1 paquete de arroz
  • 1 paquete de pasta
  • 1 paquete de legumbres secas o en conserva de cristal
  • Verduras en conserva al gusto de los integrantes de la familia
  • Pescados y moluscos en conserva
  • Sal
  • Azúcar
  • Aceite
  • Vinagre

Antes de salir de compras además de revisar la despensa, también debes revisar el frigorífico para comprobar lo que tienes y lo que necesitas comprar. En la nevera puedes conservar alimentos refrigerados y alimentos congelados. Entre los alimentos refrigerados están:

  • Leche
  • Huevos
  • Queso
  • Embutidos
  • Pescado y carne fresca
  • Verduras
  • Hortalizas
  • Frutas

Entre los alimentos congelados podemos destacar:

  • Verduras congeladas
  • Legumbres
  • Pescado
  • Carne
  • Alimentos pre-cocinados
  • Alimentos cocinados

Recuerda que no debes congelar nunca un alimento que ya ha sido descongelado previamente. Si lo haces, puede perder propiedades en el mejor de los casos. En el peor, puede convertirse en no apto para el consumo, por lo que podría ocasionarte algunos problemas en tu salud.

El siguiente paso: la lista de la compra

Ahora que ya sabes lo que tienes en la despensa y lo que tienes en la nevera, llega la hora de elaborar la lista de la compra para evitar comprar alimentos que no son necesarios, evitar olvidos de última hora y ahorrarnos pérdidas de tiempo. Para hacer una compra inteligente y saludable es aconsejable que pienses en lo que quieres comer durante la semana intentando que sea equilibrado, saludable y rico. Lo ideal es planificar los menús para la comida y la cena de toda la semana.

Otro consejo importante es tener una libreta o una pizarra en la cocina, donde puedas ir anotando lo que te va haciendo falta para que a la hora de salir a comprar no se te olvide.

Al llegar al supermercado es mejor que compres primero los alimentos que no necesitan frío como: pasta, arroz, galletas, conservas, sal, azúcar, aceite, vinagre…En segundo lugar los alimentos perecederos como : frutas, verduras y hortalizas. En tercer lugar los alimentos que necesitan frío como: carne, pescado, quesos, embutidos y en cuarto lugar los alimentos congelados. Así evitarás que pierdan propiedades por el camino.

Para realizar una compra inteligente y saludable es mejor que cuando vayas al supermercado no tengas hambre pues así te evitarás comprar productos innecesarios que no te hacen falta realmente. Tampoco es aconsejable que vayas con tus hijos pues siempre son más susceptibles de caer en la tentación de comprar chucherías o alimentos que no son muy saludables

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...