Haz de tu casa un lugar seguro para los niños

¿Tienes niños curiosos? Aquí te enseñaremos cómo hacer de tu hogar un lugar seguro para ellos. Todo lo que debes saber sobre la seguridad en el hogar al alcance de un click.

black-white-1444737_1920

Para los padres no hay nada más importante que la seguridad de sus hijos. Pero ellos con su natural hiperactividad hacen que se muchas situaciones se conviertan en un riesgo de lecciones, rasguños o accidentes. Es por eso que nosotros te mostramos cómo hacer de tu hogar un lugar seguro para los niños.

Evita los accidentes

Los niños pasan el mayor tiempo de su vida infantil dentro de la casa. La inquietud de muchos niños hace que los riesgos de lesiones sean mayores.

Es debido a esto que surge la necesidad para muchos padres de hacer de sus casas un lugar seguro para sus hijos. Pero, ¿cómo hacerlo? Para lograrlo es necesario tomar precauciones que permitan a los más pequeños de la casa mantenerse seguros en cada espacio del hogar.

A continuación te mostramos unos cuantos consejos para que ellos puedan estar libremente dentro del hogar. Y para que tú te sientas más tranquilo con la idea.

Consejos para hacer de tu casa un lugar seguro para tus hijos

Aunque no lo creas, dentro de la casa puede haber muchos lugares de riesgo para tus hijos. Sobre todo para aquellos niños nerviosos o inquietos. Entre estos espacios están: la cocina, los baños y esos en los que se acumulan grasa o humedad, como las cocheras.

Otras áreas de peligro son las escaleras, balcones y las puertas o ventanas de vidrio sin la protección debida. Para evitar que estos lugares no te dejen vivir en paz pensando en su seguridad y también asegurar su buen desarrollo, aplica estas ideas en tu casa.

Un adulto que vigile

La supervisión es en muchos casos el aspecto más importante para que tus hijos estén seguros dentro del hogar. Incluso en cualquier otro lugar. Es necesario que siempre haya un adulto para monitorear sus movimientos y actividades. Con esto habrá una considerable reducción de los riesgos de lesiones.

Acompáñalos al baño o a la cocina

Como ya te comentamos, estos son unos de los espacios dentro de los hogares con mayor riesgo para los niños. En la cocina se encuentran objetos filosos y cortantes, así como también artículos calientes que son peligros bajo su manipulación.

Puedes minimizar los riesgos en estas áreas asegurándote de no dejar ollas calientes sin vigilar, ni planchas calientes cuando los niños están en la casa.

Dentro de los baños, asegúrate de que el niño vaya con un adulto, ya que existe el riesgo de que pueda ahogarse. Recuerda que con un mínimo de dos centímetros de agua los pequeños están en riesgo

No lo dejes solo en casa

No importa qué tan urgente o rápida sea tu salida de casa. Tu ausencia puede ser un riesgo para su seguridad. Si no hay forma de que un adulto se quede con los niños mientras sales, llévalos contigo.

Recuerda que los niños tienen mucha curiosidad y mientras te mantienes alejada de ellos pueden enfocar su atención en determinados aparatos. Como los eléctricos, ventiladores o calefactores. Es importante que estos los mantengas fuera de su alcance.

Cuidado con los tomacorrientes

Los enchufes y cables suelen estar al alcance de los niños, sobre todo desde que comienzan a gatear. Es importante que te asegures de proteger estas áreas, ya que los niños pueden verse tentados a morder los cables o meter su dedo en los orificios.

En el mercado se consiguen tapas para los tomacorrientes de la pared y tubos especiales para cubrir los cables. Asegúrate de cambiarlos  si los cables se encuentran defectuosos. Estos simples cuidados aumentan considerablemente la seguridad de los niños en el interior del hogar.

Puertas y barandillas de seguridad

Las escaleras y balcones son los lugares más peligrosos que se pueden encontrar en una casa donde habitan niños. Las puertas y las barandillas son un mecanismo de seguridad esencial para ellos.

Mientras comienzan a andar por sí solos, ya sea gateando o dando sus primeros pasos, los niños tienen mucha curiosidad, siendo las escaleras una de las más llamativas.

Cubre las esquinas puntiagudas

Mientras que los niños crecen, van alcanzando con su altura algunas áreas con filo, como los de mesas y las sillas. Es usual que los niños se golpeen con estas, pero puedes evitar que sean peligrosos cubriéndolas con goma o plástico.

Otros factores de riesgos

Algunos padres se olvidan de que tienen hijos curiosos e hiperactivos o subestiman su habilidad para alcanzar ciertas áreas. Por lo que acostumbran colocar velas encendidas, productos de limpieza u objetos con filo o de vidrio a su alcance.

El consejo es que para los niños muchas cosas pueden ser llamativas, sobre todo las de colores brillantes. Es importante que todo se resguarde fuera de su alcance. Esto con el fin de evitar lesiones, cortaduras, intoxicación y otros accidentes de gravedad.

Otro aspecto importante y que pasa desapercibido son sus propios juguetes. Cuando están dispersos por toda la casa pueden causar accidentes. Invita a tu hijo a recogerlos cuando ya no los use y así aumentarán la seguridad dentro de la casa.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...