Hogar seguro: ¿Cómo elegir la mejor póliza?

Una de las medidas que podemos tomar para contar con un hogar seguro es la de contratar una póliza. Encontraremos pólizas de diferentes tipos y características, según nuestras necesidades. Lo importante es hacer un análisis previo de los incidentes que podrían acontecer en nuestro hogar y de sus consecuencias, para luego realizar la opción correcta.

La seguridad de nuestro hogar es uno de los aspectos a los que más atención le prestamos. A todos  nos interesa que nuestra casa este siempre bien segura desde todo punto de vista: robos, incidentes, accidentes, en fin, un hogar seguro.

Hogar seguro: ¿Cómo elegir la mejor póliza?

Dentro de los recaudos que podemos tomar para conseguir el objetivo de contar con un hogar seguro está el de contratar justamente un seguro para nuestras casas. Sin embargo, ¿cómo hacer para elegir el correcto?

Encontraremos seguros para el hogar de diferentes tipos y características, es por eso que lo primero que debemos hacer es analizar los riesgos que pueden ocurrir en la vivienda, y pensar cuán graves pueden resultar en caso de que ocurrieran. Realizando este pequeño análisis podremos elegir con mayor precisión  el indicado para nuestras casas.

Como dijimos anteriormente, existen distintas alternativas al momento de elegir un seguro de vivienda. En general podremos elegir entre contratar un seguro específico para cada riesgo, lo que serían varias pólizas, o agrupar toda la cobertura en una única plaza, lo que sería un seguro multirriesgo hogar.

En el caso de los seguros específicos para cada riesgo, aquí no hay mucho que explicar. Estaríamos contratando una póliza para cada uno de los incidentes que podrían acontecer, de acuerdo a lo que pensemos que necesitamos. Es decir, una póliza por robo, otra por incendio, otra por responsabilidad civil, etc.

En el caso de los seguros multirriesgo, todas estas pólizas están agrupadas en una sola. Las garantías básicas de la mayoría de las aseguradoras son las siguientes: Incendios, daños por explosión, y daños por humo, incluyendo los gastos de extinción de incendios; Robo, atraco y hurto sobre los bienes asegurados, incluyendo daños a la vivienda, como consecuencia de cualquiera de esos delitos; Daños por agua, causadas por rotura, desbordamiento, o atasco de tuberías propias o ajenas; Responsabilidad civil como propietario o usuario de la vivienda.

Es importante saber que cada compañía de seguros ofrece ampliaciones a la cobertura básica. Con esto queremos decir que a aquello que acabamos de nombrar le podemos agregar otros tipos de incidentes que creamos pueden suceder en nuestro hogar. Por ejemplo, si el seguro es para una casa que alquilamos, lo recomendable es adjuntarle a la póliza multiriesgo un seguro de impago de alquileres, el cual nos cubrirá en caso de que el inquilino no abone la cuota acordada. En general esta póliza incluye los gastos de defensa jurídica por reclamo.

Fuente: seguros para hogar
Foto: Seguros por maximilianista en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...