Ideas para cambiar la decoración de tu recibidor

Para reformar o cambiar la decoración del recibidor lo primero es organizarse. Saber si vamos a pintar la pared, restaurar un mueble o cambiar del todo la decoración. También debemos tener en cuenta la iluminación y el espacio, así como todo aquello que pensemos que puede ser más útil a la hora de entrar o salir de casa.

Para decorar un recibidor lo que fundamentalmente necesitamos son ideas que nos ayuden a encontrar un espacio que vaya con nuestro estilo y cumpla con lo que necesitamos para estar a gusto. Para ello hay tres factores que influirán en la decisión final: la luz, el espacio y el presupuesto.

La sencillez, la luz y la originalidad pueden ser una buena combinación

El primero de los factores se debe a que, dependiendo de la entrada de luz que tengas a través de cristaleras o ventanas, puede ser o no suficiente. Normalmente se necesita la ayuda extra de alguna lámpara. El espacio es importante porque evidentemente de él dependerá toda la decoración. Finalmente, el presupuesto es importante, pero no lo es tanto si no decidimos poner muebles demasiado caros. Tiendas como Ikea te facilitan este paso.

Pero además, y antes de disponernos a realizar un cambio en la decoración del recibidor, debemos tener en cuenta otros factores relacionados con nuestras intenciones. Por ejemplo, si vamos a cambiar el color de la pared, si vamos a comprar algún mueble o si vamos a restaurar el que ya tenemos, y qué estilo queremos aplicar. Esto último es importante, ya que alrededor de ello suelen girar el resto de decisiones: color, vinilos, muebles, figuras, cuadros, espejos, etc.

Lo primero es organizarse, y para ello debes tomar medidas del espacio y valorar qué harás a hacer con lo que ya tiene. Si la idea es restaurar el mueble, antes de elegir el color del mismo deberías decidir el de la pared, ya que las paredes pueden tratarse de diversas maneras y depende del estilo del mueble puede quedar mejor un color o una textura determinada. Puedes pintarlas, decorarlas con zócalo estilo inglés, con pinturas, etc.

Un zapatero puede ser otra buena opción, combinada con vinilos y respetando la armonía de colores.

¿Qué decoración es la que necesitamos realmente en un recibidor? Pues depende de cada uno. Puedes tener un recibidor de película, con elegantes muebles, o figuras, o cuadros decorativos. También puedes tener uno moderno, con predominio de las líneas rectas, o puedes tener uno práctico. Sea como sea, generalmente en los recibidores solemos tener colgadores, estantes, paragüeros, banquitos, sillas, algún armario, plantas, cuadros, espejos… Los hay de varios tipos, así que lo importante es que decidas primero el estilo para ordenar tus ideas.

Si tienes niños es muy práctico tener un zapatero y un banquito. Los hay que lucen muy bonitos, con un espejo encima y en los que puedes poner tus figuras decorativas o alguna planta. También es práctico un colgador, un espacio para dejar las llaves al entrar, un banco donde sentarse y ponerse y quitarse los zapatos, etc. En la pared puedes colgar un cuadro grande o un espejo, ya que hoy en día los hay con formas y estilos muy diversos, y también puedes darle un toque alegre a la estancia con un vinilo en la pared.

Es importante que el recibidor sea acogedor. Para lograrlo, y si es posible, intenta que el mueble que escojas no ocupe demasiado espacio, porque el efecto puede ser contrario al deseado. Los muebles grandes hacen los espacios más pequeños, así que mejor opta por un mueble fino, una estantería o un mueble que quede colgado.

Fotos por Plage Vinilos y Decoración en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...