Instalación de un humidificador en la habitación del bebé

En los hogares con bebés, uno de los temas que preocupa a los padres es cuando perciben algún problema de salud. Por eso mismo, una de las soluciones es la utilización del humidificador, ideal para las habitaciones de los niños, de fácil manipulación y accesible colocación en la cuna.

Uno de los temas principales que nos preocupa cuando tenemos hijos es su salud.  En ese punto es importante que tengamos en cuenta muchos aspectos y uno de ellos es el mejor estado de la habitación en la que los chicos descansarán, jugarán y pasarán gran parte de su tiempo. Para dicho objetivo, la instalación de un humidificador en el cuarto del bebé puede ser una interesante alternativa. Sin embargo, ¿ sabemos realmente de qué se trata tal aparato, para qué sirve y cómo debemos utilizarlo?

Cómo instalar un humidificador en la habitación del bebé

Pues bien, en principio es importante señalar que el mismo sirve para aumentar la humedad del ambiente en una habitación y, por lo general, su uso se dedica especialmente para moderar el nivel de humedad en períodos como el verano cuando la temperatura asciende considerablemente y produce una importante disminución de ésta.

Ahora bien, el uso más especifico de este humidificador será cuando el bebé presente un resfriado y la mejor solución se encuentre en mantenerlo cómodo mediante la respiración del aire húmedo. En este punto, la pregunta que se nos hace presente es:  ¿cuál es mejor, la niebla de enfriamiento o el vapor caliente? La respuesta a esta pregunta es que ambos son eficaces, pero que sin embargo la mayoría de los pediatras aconsejan la opción de niebla de enfriamiento porque no produce peligro de quemaduras de forma accidental al derramarse agua caliente. Eso si, siempre debe ser lavada con agua y jabón.

Para comenzar con la instalación del humidificador debemos llenar la máquina con agua que posea bajo contenido mineral, esté destilada o sea agua filtrada de los minerales. A continuación, tenemos que colocar el aparato a unos tres pies de la cuna del bebé, pero no tan cerquita ya que puede caber la posibilidad de que lo vuelque o lo de vuelta sin querer.

En el caso de que vivamos en un hogar donde el aire es muy seco durante las épocas de invierno, lo que podemos hacer es considerar la posibilidad de ejecutar el humidificador en horas de la noche cuando el bebé no está enfermo con el fin de evitar que sus pasajes nasales se pongan secos. Lo que si debemos asegurarnos es que el cuarto no esté tan húmedo hasta el punto de que el agua llegue a condensarse por las ventanas. Desde luego que si una habitación es demasiado húmeda, las bacterias y el moho crecen en todos los rincones como los muebles, alfombras o paredes.

Por eso mismo, si consideramos que la información brindada sobre el humidificador es de destacada utilización, lo mejor que podemos comenzar a hacer es acercarnos hasta cualquier tienda de electrodomésticos y averiguar algunos precios, aunque podemos adelantarles que no resultan demasiado costosos.

Foto: humidifier por savara_gallery en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...