La mejor forma de limpiar la casa a diario

Si mantienes una limpieza de tu casa de manera diaria y ordenada te encontrarás con que tu hogar estará siempre reluciente.

Habitación de la casa

Cuando no tenemos tiempo para hacer grandes limpiezas en casa a diario empezamos a dejar de lado algunas de las cosas que hacíamos antes y nos centramos en aspectos generales que nos permitan mantener el hogar limpio pero dejándonos algo de tiempo para descansar después de la jornada laboral. Los expertos recomiendan que debemos, al menos, hacer una serie de cosas para que nuestra casa se mantenga limpia. Y si bien algunas de ellas pueden parecer muy lógicas, si lo pensamos en conjunto quizá en alguna ocasión nos estamos olvidando de algo.

Lo fundamental y en lo que seguro que coincidís con nosotros es en la necesidad de hacer la cama todos los días. Hay algo de metódico en hacer la cama, una dosis psicológica que nos ayuda a poner en orden nuestro día a día. Nos levantamos y hacemos la cama. No hace falta que quede tan lisa como cuando compramos las sábanas allá en la década de los 90, pero sacudir un poco y que la cama quede organizada nos dará una buena inyección para el despertar. Además, con una cama hecha la habitación gana muchos puntos.

En la cocina, el fregadero es un peligro. Un peligro porque en cuanto dejamos cosas dentro eso ya parece un auténtico caos y da la impresión de que no hemos limpiado desde hace días. Quizá lo único que haya en el fregadero es lo que dejamos la noche anterior, pero lo que nos vendrá a la cabeza al verlo será eso: “tengo que recoger la cocina”. La mejor idea, si tenemos lavavajillas, es meterlo todo dentro y así al menos no tener que verlo por encima. Si no tenemos, limpiarlo cuanto antes es recomendable.

Una cesta de ropa o de cualquier otra cosa te puede venir muy bien para estar organizado, pero recuerda que el fin de semana, cuando tengas un ratito sin trabajar, tendrás que poner orden. No queremos tener la mesa llena de cosas todo el día. Cuando no sepas dónde dejar algo, ponlo en la cesta. Si tienes una de ropa, haz lo propio, pero separa la de ropa y la de otros objetos. Si no haces esto y empiezas a dejar cosas por encima de las mesas, pronto notarás que eso se ha descontrolado y que hay millones de cosas que ordenar.

Divide las tareas del hogar y no intentes pasar un día entero haciéndolo todo. Trata de repartir estas tareas que cada día de la semana hagas algo distinto, pero que te lleve poco tiempo hacerlo. En el baño, cuelga las toallas bien cuando hayas acabado de usarlas e intenta aprovechar tus duchas para limpiar la zona mientras lo estás haciendo. Son pequeños detalles que ayudarán a que la casa esté más limpia cada día.

Foto: CileMontgomery

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...