Limpia el horno a fondo con estos trucos

Es posible mantener los artefactos de la cocina en buen estado, utilizando únicamente productos naturales, sin aditivos. Aquí algunas de las opciones más efectivas y fáciles de encontrar.

Trucos para limpiar el horno

Foto: /hogar.uncomo.com en Pinterest

Entre las distintas tareas del hogar, limpiar la cocina es una de las más complejas, pues mantener a raya los gérmenes y la suciedad generada por la comida se vuelve cuesta arriba sin los utensilios adecuados. Un buen consejo para facilitar el proceso siempre viene bien: limpia el horno a fondo con estos trucos.

Incluso si protegemos las bandejas del horno con papel aluminio, éstas tienden a impregnarse del olor de la comida que colocamos en su interior. Al final, esto generará una capa de grasa muy difícil de retirar. Lo ideal es limpiar profundamente cada mes, pero conviene pasar un trapo al finalizar cada uso. Hacerlo mientras esté un poco caliente es provechoso, ya que los residuos se despegarán más fácilmente.

Limpiar el horno a profundidad

Para limpiar el horno a fondo existen innumerables productos en el mercado, que funcionan rápidamente sin representar un mayor trabajo. Sin embargo, también existen versiones naturales, muy económicas, apropiadas para quienes sufren de alergias a ciertos químicos y sin dejar aromas demasiado fuertes en la casa:

Vinagre

Acompañado con limón y bicarbonato, el vinagre es el rey de la limpieza. Actúa eliminando la grasa acumulada y tiene propiedades antibacterianas y desinfectantes, por lo que la cocción de los alimentos se realiza bajo altos estándares de calidad.

Cuando el horno no está demasiado sucio y requerimos una higienización rápida, bastará con introducir dos vasos de agua caliente y uno de vinagre. Luego se debe encender el aparato a 200 grados y dejar que actúe por 30 minutos. Pasado el tiempo, solo es necesario pasar una tela húmeda por las paredes y el cristal. El vapor hará que el sucio se caiga solo.

Otra opción muy popular es unir el vinagre con una cucharada sopera de bicarbonato. Mezcle bien en un atomizador y pulverice en el interior del horno. Lo ideal es que caliente a 180º durante 10 minutos para que el efecto sea completo. Al terminar, espere que enfríe y con una esponja retire el exceso.

Sal

Muy poco común pero efectiva. Coloca unos 250 gramos en un medio litro de agua hirviendo y bata la mezcla hasta que los gránulos se hayan disuelto por completo. Posteriormente, vierta el agua con sal en cada zona del horno, siempre cuidándose de una quemada. Dado que este procedimiento se considera peligroso, se recomienda emplear guantes que protejan contra el calor y verter el agua con lentitud, raspando con cuidado aquellas áreas donde las manchas de quemado se han incrustado. Bastará con dejar reposar unos 15 o 20 minutos y luego retirar los restos con una esponja

Limón

Su principal cualidad es que neutraliza casi cualquier olor. Adicionalmente, es antibacteriano y desinfectante. Emplear esta fruta en la limpieza del horno es muy sencillo: poner a hervir el jugo de dos limones en un contenedor dentro del horno o poner dos mitades del mismo en el interior. Deje calentar a 200 ºc aproximadamente.

Estas sustancias son muy efectivas, pero en algunos casos para limpiar el horno a fondo se deberá recurrir a productos quitagrasa especializados, que se pueden adquirir en cualquier tienda. En ese sentido, su opción es seguir las recomendaciones del fabricante para cuidar su equipo.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...