Limpiadores naturales hechos con la planta Saponaria

La saponaria es un tipo de planta que puede generar limpiadores naturales. Esto se debe a que tiene la capacidad para generar espuma. Además de ello, es una planta que tiene propiedades medicinales e higiénicas, lo cual hace que sea una planta muy beneficiosa para tener en la vivienda.

Debido a las propiedades higiénicas, medicinales y a la capacidad para generar espuma que tiene la planta saponaria, muchas personas la utilizan para la elaboración de limpiadores naturales, para hacer jabón vegetal y también para salud.

Limpiadores naturales hechos con la planta Saponaria

Estas aplicaciones de la saponaria se remontan a muchos años atrás. De hecho, ya los griegos de la antigüedad usaban a la saponaria para la limpieza y las otras propiedades nombradas. No obstante, el paso del tiempo no hizo que estas aplicaciones se pierdan, sino que por el contrario son cada vez más las personas que se hacen eco y se benefician con las propiedades de esta planta.

Una de las razones que hace que las propiedades de limpieza de la saponaria sigan vigentes en la actualidad es que se trata de un limpiador natural. Y precisamente sobre esto vamos a reparar.

Cómo preparar limpiadores naturales con esta planta

Hay muchos procedimientos para aprovechar y beneficiarse de las cualidades y propiedades de la saponaria. Uno de los procedimientos consiste en machacar las flores y el rizoma, mezclarlos y agitarlos muy bien con agua. Esto da como resultado una gran cantidad de espuma que vale por sí mismo como un limpiador natural.

Otro procedimiento indica que hay que colocar en un litro de agua entre 30 y 100 gramos de raíces de saponaria, según la intensidad que se quiera obtener, y hervir la mezcla entre unos cinco y diez minutos. Luego se deja reposar la mezcla durante una hora. Con este procedimiento no se produce mucha espuma pero el efecto limpiador es el mismo. Muchas personas utilizan este procedimiento para obtener un limpiador natural que sirva, entre otras cosas, para la higiene corporal y para la ropa.

Una planta que requiere pocos cuidados

La saponaria es una planta herbácea perenne que no supera los 60 centímetros de altura. Tiene rizomas, un tallo erecto y robusto, hojas lanceoladas y flores blancas, violetas o rosadas. Suele crecer de forma silvestre al borde de los caminos, lo que refleja que es una planta que no requiere mucha atención ni cuidado. Esto es sin duda otra de las ventajas de la saponaria, que se suma a las propiedades de limpieza que mencionamos anteriormente.

Estas cualidades y características hacen que sea una planta fácil de cultivar, lo cual incentiva a que las personas tengan este tipo de plantas y luego generen sus propios limpiadores naturales.

Si bien dijimos que es fácil de cultivar, quienes desean aprovechar estas propiedades y tener esta planta en sus viviendas, deben saber que son un tipo de planta que requiere mucha humedad, por lo que es necesario que le den un riego regular y frecuente, y también la pongan en un suelo fresco, profundo, un poco arenoso y de ser posible, abonado cada dos semanas con extracto de algas durante el periodo de floración. Luego de este periodo, es aconsejable podar la planta para que se regenere con vigor.

Por ultimo debemos mencionar que en relación a la luz se sugiere que la planta reciba de forma directa los rayos del sol.

Vía | Consumer
Foto | Joan Simon

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...